Eliminan más de 3,000 casos penales por posesión de marihuana en Manhattan

Según el fiscal del distrito Cyrus R. Vance Jr., el 79% de los casos que fueron cerrados correspondían a neoyorquinos de las minorías
Eliminan más de 3,000 casos penales por posesión de marihuana en Manhattan
El fiscal de Manhattan Cyrus Vance Jr. que la acción ayudará a abordar décadas de disparidades raciales en NYC.

Más de 3,000 casos que se encontraban abiertos en el circuito judicial de Manhattan por posesión de marihuana, fueron eliminados este miércoles luego de que el fiscal del distrito Cyrus R. Vance Jr., compareciera ante un tribunal penal, donde presentó la moción para que los procesos, muchos de los cuales se remontaban a 1978, fueran desestimados.

De los acusados ​​cuyos casos fueron cerrados, el 79% son neoyorquinos de las minorías. El 46% tenía 25 años o menos en el momento de su arresto.

La acción de Vance Jr. se considera histórica porque sienta un precedente que favorecerá a muchos residentes que ahora podrán evitar futuros contactos innecesarios con el sistema de justicia penal, eliminando las consecuencias colaterales asociadas con tener un caso abierto pendiente, y los empoderará para que interactúen con las autoridades sin temor a ser arrestados o deportados.

“Al eliminar estas órdenes, estamos evitando que persistan todas las consecuencias colaterales – por perspectivas de trabajo, asistencia escolar, solicitudes de vivienda y estatus migratorio – asociadas con un caso abierto de la Corte Criminal“, dijo el fiscal Vance en la corte criminal.

El fiscal de Manhattan consideró que la medida es un pequeño paso para abordar décadas de disparidades raciales detrás de la aplicación de la ley por posesión  de marihuana en la ciudad de Nueva York.

El fiscal Vance presentó dos mociones ante el Juez Supervisor Kevin McGrath. La primera, para anular en masa, las 3,042 órdenes de detención y, la segunda, para desestimar los 3,042 delitos menores subyacentes derivados de estos delitos.

Carolyn Wilson, de la organización Defender Services del Condado de Nueva York, y Seth Steed, de Neighborhood Defender Services de Harlem, acompañaron al fiscal del Distrito de Manhattan en la audiencia.

En sus argumentaciones ante el juez, Vance defendió que su petición no sólo es lo correcto, sino, es de sentido común. El Fiscal recordó que desde el 1 de agosto, su oficina ya no procesa la los casos por tenencia o por fumar marihuana, a menos que haya indicios de venta o un riesgo demostrado contra la seguridad pública.

Vance abogó apelando a su experiencia, que las órdenes pendientes en estos casos de delito menor, alejan a las comunidades de las fuerzas del orden público.

Los neoyorquinos con órdenes judiciales enfrentan una pérdida innecesaria de empleo, vivienda y consecuencias migratorias, porque temen ser arrestados por una orden judicial abierta, a veces son reacios a colaborar con el NYPD y los fiscales de distrito. Eso socava la seguridad pública”, subrayó Vance.

El fiscal concluyó que en general, esas son las razones por las cuales su oficina ha abogado por la despenalización legal de la marihuana y por la eliminación  masiva de los casos por posesión de la hierba, al tiempo que anticipó que continuará trabajando diligentemente con la Oficina de Administración de Tribunales del Estado de Nueva York y los defensores públicos, hasta llevar esta propuesta a la meta.