Dos enfermas mentales y millones de aves alimenticias ahogadas por tormenta Florence

Tras las intensas lluvias, el desborde de ríos mantiene la emergencia y los riesgos sanitarios
Dos enfermas mentales y millones de aves alimenticias ahogadas por tormenta Florence
Las Carolinas siguen en situación extrema
Foto: EFE/JIM LO SCALZO

Dos mujeres con problemas de salud mental que estaban detenidas murieron cuando el transporte del alguacil donde eran trasladadas fue arrastrado anoche por las crecidas de las aguas en Carolina del Sur.

Brooke Holden, vocera policial del condado Horry, detalló que una camioneta de la oficina del alguacil que llevaba dos “detenidas” y dos agentes a Darlington fue invadido por las aguas de la inundación, cerca del río Little Pee Dee, crecido a consecuencia de la tormenta Florence, que afectó la zona durante el fin de semana y hasta ayer había causado 31 muertos, cortes de luz y miles de evacuados en todo el país.

Los nombres de las mujeres no han sido revelados, pero las muertes fueron confirmadas por el jefe forense local, según Time.

También se informó que alrededor de 3,4 millones de pollos y pavos y 5,500 cerdos han muerto por las inundaciones causadas por los ríos crecidos en Carolina del Norte. Los animales estaban en instalaciones agrícolas, donde eran criados para el consumo humano.

Dieciséis ríos de Carolina del Norte se encontraban en una importante etapa de inundación ayer, y se prevé que tres adicionales alcanzarán su punto máximo el jueves.

El Departamento de Calidad Ambiental dijo que 25 de los pozos que contienen heces y orina de animales han sufrido daños estructurales y/o los niveles de aguas residuales han superado sus niveles máximos. Grandes montículos de estiércol que también se almacenan típicamente en granjas avícolas, se han dispersado, aumentando los riesgos sanitarios.

Se esperan grandes pérdidas económicas, pues Carolina del Norte se encuentra entre los principales estados de la nación en la producción de cerdo y aves de corral.

En Nueva York, las fuertes lluvias caídas ayer como coletazo de Florence causaron inundaciones en Manhattan y Queens.