Sí hay vacunas contra el flu en hospitales y clínicas de NYC

Autoridades aseguran que hospitales públicos y centros de salud comunitarios tienen la inmunización disponible para esta temporada de gripe
Sí hay vacunas contra el flu en hospitales y clínicas de NYC
El Departamento de Salud urgió a todos los neoyorquinos que se coloquen la vacuna contra la influenza, especialmente a los menores.
Foto: Archivo

Recientemente, la Academia Americana de Pediatría (AAP) urgió a todos los padres del país que vacunen a sus hijos contra la influenza o gripe lo más pronto posible. Y eso es, precisamente, lo que han hecho –o tratado de hacer—algunos padres de nuestra área.

Sin embargo, a la hora de visitar a sus proveedores de salud, algunos se han encontrado con la mala y preocupante noticia de que la vacuna aún no está disponible.

Ese fue el caso de una madre ecuatoriana residente en Jamaica, Queens, quien expresó su preocupación a este diario ante la imposibilidad de encontrar la vacuna para sus dos hijos varones que están en edad escolar y que acuden a escuelas públicas en la ciudad de Nueva York.

Y la preocupación no es para menos. En la última temporada del flu, 179 niños murieron, mientras que miles más fueron hospitalizados con enfermedades relacionadas con la gripe. El 80% de los infantes que fallecieron no habían recibido una vacuna contra la gripe, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC).

Por ello, ante la preocupación expresada por algunos padres de nuestra área, consultamos con las autoridades de salud neoyorquinas sobre la disponibilidad de la inmunización en la Gran Manzana.

En este sentido, un portavoz del  ‘NYC Health + Hospitals’,  la corporación que reúne a los hospitales públicos de la ciudad de Nueva York, dijo en un comunicado enviado a este diario que: “Tenemos la vacuna contra la gripe disponible para el público en todo nuestro sistema de salud (…) pero también en nuestros centros de salud comunitarios y clínicas de vecindario, no solo en hospitales”.

Por su parte, una portavoz del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York sólo se limitó a decir que: “Sí, las vacunas contra la gripe están disponibles en la ciudad”.

Vacuna en vez de aerosol

La AAP recomienda la inmunización para niños de 6 meses o más, y sugiere a los padres que opten por la vacuna estándar en vez del aerosol nasal porque, según afirma, “ha proporcionado la protección más consistente contra todas las cepas del virus en los últimos años”. Sin embargo, aclara, el FluMist (nombre del aerosol nasal) también puede usarse para la temporada 2018-19.

La vacuna contra la gripe contiene cepas del virus de la gripe muertas, mientras que el aerosol nasal contiene virus debilitados. Los padres que no están seguros de cuál es el mejor para sus hijos deben hablar con sus médicos o pediatras, agrega la AAP.

Aunque la AAP urge que los niños sean vacunados contra la gripe preferiblemente antes de fines de octubre, cuando se celebran las fiestas de Halloween, la vacuna para esta temporada, al parecer, no está completamente disponible en todo el país.

La vacuna contra la gripe reduce el riesgo de un niño de desarrollar síntomas graves y complicaciones, como neumonía y muerte, según declara la AAP.

La temporada de gripe 2017-18 se ubicó entre las más graves de la historia, excluidas las pandemias.

¿Dónde vacunarse?

Para localizar farmacias locales y clínicas comunitarias en todo el estado de Nueva York que están colocando las vacunas contra la gripe puede ingresar al buscador de vacunas HealthMap en el sitio: www.vaccinefinder.org.

Para obtener información sobre dónde vacunarse en la Ciudad de Nueva York puede llamar al 311o enviar el mensaje de texto “gripe” al 877877. También puede visitar: nyc.gov/flu, y la página de los hospitales públicos: nychealthandhospitals.org/.

Los riesgos y síntomas

Las personas mayores de 65 años, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas son los más vulnerables al virus. La influenza es una infección respiratoria altamente contagiosa que puede ocasionar una grave enfermedad que puede causar fiebre, tos, congestión nasal, dolores de garganta y de cabeza, dolores en los músculos, fatiga, vómitos y problemas graves de salud y hasta la muerte.

Se estima que más neoyorquinos mueren cada año de influenza y neumonía que de cualquier otra infección.