Acusan a agencia federal de fallar en investigar accidentes de limusinas

Tras el accidente en el que murieron 20 personas, senador Schumerda exige a la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte emitir medidas urgentes

NUEVA YOR,- El senador neoyorquino Charles Schumer acusó a la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte de no haber investigado ninguna tragedia relacionada con los vehículos de lujo en los últimos tres años.

Schumer cargó contra la agencia federal (NTSB) a propósito de la tragedia en la que murieron 18 personas dentro de una limusina y dos peatones, la semana pasada.

El senador recordó que tras el accidente trágico de una limusina en una autopista de Long Island 2015, en el que murieron cuatro mujeres, logró que la NTSB aceptara investigar los accidentes de limusinas en todo el país, pero a pesar del compromiso, la agencia de seguridad no ha emitido ninguna recomendación de seguridad.

“Aunque felicito a la NTSB por su trabajo diligente e importante como parte de esta reciente tragedia de limusina, también me decepciona saber que hubo accidentes de limusinas desde 2015, donde la NTSB debería haber investigado y recopilado información más exhaustiva, pero no lo hicieron”, dijo el senador Schumer.

Schumer subrayó que la NTSB debe recopilar de inmediato los datos del reciente accidente en el condado de Schoharie, al norte del estado de Nueva York y emitir rápidamente cualquier recomendación de emergencia necesaria debido a las innumerables limusinas que están en las calles ahora mismo.

El legislador demócrata dijo que al final del camino, las limosinas son vehículos extendidos que resultan muy peligrosos y exige nuevas normas de seguridad, “como todos los demás vehículos en nuestras calles”.

El senador Schumer reveló que existe una brecha evidente en la disponibilidad de datos y recomendaciones de seguridad de las investigaciones NTSB e insistió que después de que la NTSB se comprometió a investigar los choques de limusinas caso por caso en 2015, a instancias de él, realmente no lo han hecho.

“El hecho triste aquí es que en este momento todo el mundo está hablando sobre la seguridad de las limusinas cuando podríamos haberlo estudiado durante los últimos años”.

Desde el trágico accidente de una limusina en Long Island en 2015 que se cobró la vida de cuatro mujeres, la NTSB no ha investigado a fondo un solo accidente en una limusina en los EEUU, reiteró Schumer.

Finalmente, Schumer señaló que la NTSB no es el único responsable de solucionar este problema, que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras también tiene la responsabilidad, pero le que está pidiendo a la NTSB que vuelva a comprometerse y siga investigando a fondo los choques de limusinas en todo el país.

“La NTSB sabe que necesita ayudarnos a solucionar esta situación para que podamos tener disponible la mayor cantidad de información posible. Estas limusinas existen en un área gris, no son un automóvil y no son un autobús, y ese es el problema aquí, y es un problema que debemos abordar a nivel federal para salvar la mayor cantidad de vidas”, concluyó Schumer.