Dos venezolanos conducen a Milwaukee a recobrar la ventaja contra los Dodgers

En el 30 aniversario del memorable jonrón de Kirk Gibson, Los Ángeles no puede dar el batazo grande
Dos venezolanos conducen a Milwaukee a recobrar la ventaja contra los Dodgers
Cody Bellinger lanza su bate en frustración tras ser puesto out en la novena.
Foto: EFE

Los Ángeles.- En el 30 aniversario del jonrón más famoso en la historia de los Dodgers de Los Ángeles, el equipo se quedó esperando por el gran batazo, en una Serie de Campeonato que se pone cada vez más tensa.

El pitcher Jhoulys Chacín lanzó con maestría por más de cinco innings y su compatriota venezolano Orlando Arcía bateó un jonrón de dos carreras, para el triunfo de los Cerveceros de Milwaukee 4-0 la noche del lunes. La serie al mejor de siete favorece a éstos por 2-1.

Los Dodgers llenaron las bases en la novena entrada con un out, pero el cerrador Jeremy Jeffress ponchó a un Yasmani Grandal que atraviesa una serie de pesadilla y a Brian Dozier para acabar el partido. Los aficionados deseaban conmemorar el cuadrangular de Kirk Gibson del juego 1 de la Serie Mundial de 1988 con una dramática voltereta, pero no fue el caso.

Los Cerveceros, sacudidos en el juego 2 por el jonrón de Justin Turner, recobraron la ventaja en la serie y aseguraron que en el peor de los casos para ellos la serie regrese a Milwaukee.

Cuestionado en días anteriores por cambiar a sus abridores muy pronto y exprimir los brazos de sus pitchers de relevo, el manager cervecero Craig Counsell esta vez mantuvo a Chacín por 86 lanzamientos, y el derecho de 30 años le respondió, moviendo sus lanzamientos semilentos y curvísticos por todos lados del home.

Buehler, de más a menos

Los Dodgers tuvieron su mejor oportunidad contra el pitcher derecho en el segundo inning, cuando colocaron hombres en segunda y tercera con un out, pero Grandal se ponchó. Entonces los Cerveceros caminaron intencionalmente a Enrique Hernández y Chacín ponchó al pitcher Walker Buehler.

Ya para entonces los visitantes ganaban 1-0 gracias al doble productor de Ryan Braun en el primer inning contra Buehler, que estuvo brillando con sus rectas de 97-99 millas por hora, hasta que en el sexto episodio recibió la segunda carrera al tirar in wild pitch para que Travis Shaw anotara. Shaw llegó a tercera en un batazo contra la barda del jardín central que el patrullero Cody Bellinger juzgó mal y que se convirtió en triple.

Aunque los Dodgers se deshicieron de Chacín en la sexta entrada (5.1 innings, 3 hits, 6 ponches, 2 bases por bolas) cuando Turner llegó a segunda base en un error del tercera base Mike Moustakas, el relevista Corey Knebel dominó a Manny Machado en fuerte rola a tercera y ponchó a Bellinger.

Entonces en la apertura de la séptima y con la pizarra 2-0 vino el batazo más grande del partido, cuando Arcía le conectó a Buehler una rápida alta y afuera que envió sobre la esquina del derecho para jonrón por la banda contraria, llevándose de paso al corredor Erik Kratz, que había pegado doble contra el abridor Dodgers, posiblemente dejado demasiado tiempo en la loma por su manager Dave Roberts. El novato tiró 7 innings, con 5 hits, 4 carreras limpias, 8 ponches y 1 base.

Pesadilla de Yasmani Grandal

Las cuatro carreras de desventaja fueron una losa pesada para los Dodgers en contra del potente bullpen de Milwaukee, y sin embargo tuvieron una gran oportunidad en la novena.

Counsell envió al taponero Jeffress a la loma y Turner lo saludó con sencillo. Machado siguió con doble, y tras elevado de un furioso Bellinger, las bases se llenaron con pasaporte en cuatro disparos a Yasiel Puig.

En un abrir y cerrar de ojos los Dodgers tenían la carrera del empate en la caja de bateo. Pero Grandal, recibiendo el voto de confianza de su manager a pesar de sus problemas en la serie, fue ponchado en tres disparos, produciendo un fuerte abucheo de los aficionados.

El catcher demostró su acumulada frustración azotando su bate en el terreno y luego en  la caseta. No es para menos. El normalmente confiable cubano ha fallado al bate con promedio de .111 en esta postemporada, dejando muchos corredores en base, además de sus errores a la defensiva, porque el lunes cometió su tercer pasbol de la serie, además de dos errores de fildeo adicionales del juego 1.

Los Dodgers, campeones defensores del Viejo Circuito pero ahora enviados contra las cuerdas por unos respondones Cerveceros, necesitan de una buena salida del zurdo Rich Hill, hoy en el juego 4 (9:09 pm Este/6:09 Pac.). Milwaukee aún no anunciaba a su pitcher abridor.