Traducciones literarias que tienden puentes entre culturas

Académico Allen Young afirma que es una manera de potenciar las voces hispanas entre un público lector de lengua inglesa

Traducciones literarias que tienden puentes entre culturas
Allen Young y Margaret Jull Costa fueron premiados por su destacada labor como traductores de literatura española en una ceremonia realizada en el Instituto Cervantes de Nueva York, el 13 de septiembre.
Foto: Cortesía de Queen Sofía Spanish Institute

La traducción de libros, novelas y poesía de otras lenguas y otras culturas, y no tan sólo hispánicas, es cada vez más importante en un mundo que parece simultáneamente más conectado y más aislado. Ese proceso, complejo y técnico, crea puentes y derriba murallas.

Así piensan Allen Young y Margaret Jull Costa, dos destacados académicos que recibieron sendos reconocimientos por su labor como traductores por parte del  Instituto Español “Reina Sofía” (Queen Sofía Spanish Institute, QSSI) de Nueva York.

El “Premio de Traducción” ha sido instituido para elevar la conciencia y generar apreciación de la literatura española en los Estados Unidos, entregando un jugoso premio de $10,000 al autor de la mejor traducción al inglés de una obra española publicada en cualquier parte del mundo entre  2010 y 2017.

Este año, un total de 17 traducciones pasaron a la semifinal por el premio; muchos de los trabajos han sido elaborados por académicos con doctorados y que han hecho carrera ellos mismos como escritores y profesores en reconocidas universidades.

El jurado calificador estuvo integrado por Christopher Maurer, profesor de Español en Boston University, quien ha editado y traducido poesía y prosa de diversos autores españoles; Eduardo Lago, profesor de Español en Sarah Lawrence College, traductor de Henry James, Sylvia  Plath, John Barth, Christopher Isherwood, Charles Brockden-Brown, Hamlin Garland, William Dean-Howells y Junot Díaz; Seth Kimmel, profesor asistente de Culturas Modernas Tempranas en Columbia University y Susan Byrne, profesora de Español en University of Nevada at Las Vegas, autora de libros sobre el misticismo en el Renacimiento Español y sobre el trabajo de Miguel de Cervantes, quien a su vez forma parte del comité cultural de la Junta Directiva del Instituto.

El premio fue entregado a Allen Young por “Losing is What Matters”, traducción de “Lo importante es perder”, la primera novela de Manuel Pérez Subirana (Anagrama, 2003), publicada por Dalkey Archive Press en 2016. La obra, de acuerdo con una reseña publicada ese mismo año por El Mundo, de España, “aborda el tema del fracaso, a través del abandono que sufre el protagonista por parte de la mujer con la que convive”. El libro retrata también la contradicción entre el éxito profesional y el personal, y describe “la atracción hacia el fracaso que sienten algunas personas”. Porque, según Pérez, el fracaso lleva “a la búsqueda de uno mismo a través del pasado, y ayuda a encontrar su lugar en el mundo”. Contrariamente, “el éxito te empuja hacia el futuro”, añadió.

“Sí, el libro lo escogí yo. Lo primero que me llamó la atención fue el título, y a medida que lo iba leyendo, me iba convenciendo de que era una novela que realmente valía la pena ser traducida. Disfruté sobre todo del desafío de verter al inglés la voz entre cómica y nostálgica del narrador, por quien sentía cierta afinidad. Debo reconocer que me costó mucho trabajo: fue mi primera traducción y no sabía bien por dónde empezar, pero aprendí mucho en el proceso”, dijo Young a El Diario.

Después de traducir “Lo importante es perder”, tradujo otra novela española para la misma editorial, Double Room de Luis Magrinyà, que salió el año pasado. El título original es Habitación doble, y fue publicado por Anagrama en 2010. “Ahora mismo estoy traduciendo una novela policíaca que se llama El castillo de Saint Chartier, de Ivo Fornesa, autor también español, para la editorial británica Allison & Busby. Actualmente vivo en Shanghai, y de día trabajo en una revista cultural bilingüe (chino e inglés) que se llama Neocha”, añadió.

En torno a la importancia de la literatura en español en Estados Unidos, Young afirmó que es importante no solo porque “es la segunda lengua más hablada del país y del mundo, depositaria de una rica tradición literaria que se extiende mucho más allá de la península ibérica. Forma parte de la herencia cultural de EEUU, aunque muchos no quieran reconocerlo, y no podemos entendernos a nosotros mismos, ni mucho menos a nuestros vecinos, si no escuchamos las voces que se expresan en español. La traducción es una manera de potenciar esas voces entre un público lector de lengua inglesa”.

Desde Barcelona, Pérez Subirana felicitó a Young indicando que la traducción de su obra es “impecable”. “Estoy muy contento. Es todo un honor, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de las novelas con las que competía. Respecto a la traducción de Young, me impactó especialmente su capacidad para captar el espíritu de la novela, algo que va más allá de las palabras y que tiene que ver con el ritmo, con el sentido musical y poético que se esconde en toda obra literaria”, dijo.

Cabe destacar que esta es la primera traducción realizada por Young, quien nació en Oregon y es graduado de Estudios Hispánicos y Relaciones Internacionales de Brown University (2001). También completó un máster en Planificación Urbana y Regional in 2017 from the University of Minnesota y cuenta con un PhD en Lenguas Hispanas y Literatura de University of California-Berkeley de 2012. También domina otros idiomas como catalán, francés, mandarín y alemán.

El Instituto Sofía destacó que el premio reconoce la mejor traducción al español, no al mejor trabajo de ficción (novela) ni al más autor más productivo.

Portada de la novela “Lo importante es perder”, de Manuel Pérez Subirana (Anagrama, 2003), publicada por Dalkey Archive Press en 2016. Fue traducida por Allen Young, quien recibió el premio del Queen Sofía Spanish Institute de Nueva York.

Trayectoria

El segundo galardón del Instituto fue entregado a  Margaret Jull Costa, quien ha dedicado su vida a la traducción literaria, con más de 90 trabajos del español y portugués.

El premio del QSSI a la Trayectoria de Vida por la Excelencia en la Traducción “reconoce la virtuosidad y generosidad de Jull Costa en permitir a los lectores en inglés experimentar los mundos de ficción de Javier Marías, José Saramago, Bernardo Atxaga, Eça de Queiroz, Juan José Saer, Arturo Pérez Reverte, Fernando Pessoa, y docenas de otros escritores de España y Portugal”, dice un comunicado oficial de la entidad.

Desde la publicación de su primera traducción –una novela del español Álvaro Pombo en 1989, Jull Costa ha sido una elocuente e incansable abogada de la literatura de la Península Ibérica. En 2014 la Reina de Inglaterra le confirió la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura y en 2018, el presidente de Portugal le impuso la Orden del Infante Henrique. Otros premios y reconocimientos incluyen un doctorado honorario en Letras de University of Leeds.

“Hace casi 25 años que traduzco la obra de Javier Marías, entonces sus libros, de alguna manera, me escogen a mí. En cuanto a Out in the Open de Jesús Carrasco, sí, fue la editorial quien me pidió traducirlo”, dijo Jull Costa vía electrónica desde Alemania, donde reside.

¿Por qué es importante dar impulso a la literatura española en Estados Unidos y en el mundo? La eminente académica respondió: “La traducción de novelas y poesía de otras lenguas y otras culturas, y no tan sólo hispánicas, es cada vez más importante en un mundo que parece simultáneamente más conectado y más insular. La literatura es fundamental para mostrar que la humanidad es universal, que somos todos humanos”.