Sigue bajando el número de pasajeros en el Metro, aunque la puntualidad mejoró

Septiembre pasado fue el mes con menos retrasos en dos años y medio
Sigue bajando el número de pasajeros en el Metro, aunque la puntualidad mejoró
En los últimos 12 meses el Metro ha tenido una puntualidad de apenas 65%
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

La cantidad de usuarios pagando por usar el Metro siguió cayendo en picada este verano, según las cifras oficiales divulgadas ayer, que también mostraron una mejora de la puntualidad en septiembre.

En 2019 se perfila una caída mayor, por el cierre temporal por 15 meses de la línea L, a partir de abril.

El número de pasajeros los fines de semana se desplomó, cayendo 8.8% en agosto de 2018 en comparación con el mismo mes del año anterior, en parte debido a las estaciones cerradas por reparaciones. Eso equivale a medio millón de pases de MetroCard menos cada fin de semana.

Mientras tanto, la cantidad de pasajeros de lunes a viernes también siguió cayendo, retrocediendo 2.5% en agosto de 2018.

“La gente ve todos estos avisos de desviación y se desanima. Salen de la estación y llaman un Uber”, dijo Andrew Albert, el representante de los usuarios en la directiva de MTA. ¿La contraparte? Mayor congestión en las calles al aumentar el número de vehículos.

Albert agregó que la caída del número de usuarios entre semana podría deberse en parte a la decisión de MTA de comenzar el  mantenimiento nocturno a partir de las 9:30 p.m., en lugar de las 11:30 p.m. tradicional.

La disminución de un año a otro fue mayor que durante el segundo trimestre de 2018. Otro factor que puede estar afectando las cifras oficiale es la incremento de personas que entran al Metro sin pagar.

“Los pasajeros realmente dependen de un próspero sistema de transporte público”, dijo Rebecca Bailin, portavoz de Riders Alliance. “Hay millones de neoyorquinos que no pueden darse el lujo de huir del Metro cuando no funciona”.

“La responsabilidad está en el gobernador Cuomo y la legislatura en Albany para arreglarlo”, agregó.

“La disminución de tres años en la cantidad de pasajeros en el Metro ha tenido un impacto significativo en el presupuesto operativo de MTA”, dijo el contralor estatal Tom DiNapoli en una auditoría publicada la semana pasada.

“Se proyecta que la cantidad de pasajeros en el Metro y el autobús en 2019 será de 236 millones de viajes más bajos que lo estimado por MTA hace tres años, lo que podría resultar en una pérdida de ingresos acumulada de $822 millones” de dólares desde 2016 hasta 2019.

Mientras, el servicio mejoró ligeralmente el mes pasado, cuando “sólo” 48 mil trenes se retrasaron, 17% menos que en septiembre de 2017. Fue el mes más “puntual” desde febrero de 2016.

El mes pasado, 69% de los trenes llegaron a tiempo, lo que supuso una leve mejora respecto del 64.6% de septiembre 2017. También está por encima del promedio de los últimos 12 meses, cuando el Metro ha tenido una puntualidad de apenas 65%.

“Aún tenemos mucho trabajo por hacer para recuperar la confianza, pero estamos comprometidos a hacer el trabajo para los neoyorquinos”, dijo el portavoz de MTA Jon Weinstein.

“El sistema de Metro está en una espiral de muerte debido a la mala gestión de un gobernador que prefiere proyectos de corte de cinta”, dijo el candidato republicano a la gobernación, Marc Molinaro. “La pérdida de la cantidad de usuarios y los porcentajes de caída en el tiempo pueden atribuirse directamente a la indiferencia de Andrew Cuomo por el sistema”.

El llamado plan “Fast Forward”, para mejorar el Metro de NYC, implicaría una inversión de $37 mil millones de dólares en un plazo de una década.

A fines de julio se informó que, en medio de un círculo vicioso, MTA quería aumentar las tarifas dos veces en los próximos tres años, incluido un incremento de 4% en 2019, mientras enfrenta un déficit agudizado por el declive en el número de pasajeros en el deteriorado servicio de Metro y autobuses.