Luchan por vivienda para desamparados

Líderes, activistas y personas sin hogar exigen la creación de al menos 30,000 viviendas para quienes no tienen techo
Luchan por vivienda para desamparados
Manifestantes se plantaron en la casa del De Blasio exigiendo soluciones a crisis de desamparados
Foto: Edwin Martinez / El Diario

Unos 300 manifestantes de diferentes organizaciones protestaron el miércoles pasado frente a Gracie Mansion, la casa en la calle 88 del lado este de Manhattan, donde vive el alcalde Bill de Blasio y su familia, tras protagonizar una caminata de varias cuadras, en las que se hicieron sentir.  Allí en frente de la residencia, con carteles y arengas, exigieron al mandatario que les dé un techo permanente a los más de 63,000 desamparados,  que según ellos hay en los albergues actualmente y los 44,000 que estiman viven en las calles y trenes.

“El plan con el que el Alcalde está manejando el tema de los desamparados es totalmente inadecuado y no ayuda a resolver la crisis, pues del total de las 300,000 viviendas que prometió crear o preservar, solamente un 5% está pensada para quienes no tienen hogar, mientras el problema aumenta y sigue siendo inaceptablemente alto”, aseguró Giselle Routhier, directora de políticas de la Coalición de los Desamparados de Nueva York, por lo que exigió al menos la creación de 30,000 unidades para quienes no tienen techo.

Además de los desamparados en los albergues, Andrew Coamey, de la organización Housing Works SVP for Housing, destacó que hay una problemática seria con quienes viven en las calles y en el metro.

“Nadie debería necesitar usar una plataforma o una banca del Subway, ni la entrada de una tienda como cama, y todos los días estamos viendo más y más neoyorquinos haciendo eso”, comentó el activista. “El Alcalde vociferó que acabaría con el problema del desamparo, pero hasta ahora no ha cumplido su promesa y pareciera que sus planes solo quisieran poner a más gente en albergues; eso no es una solución”.

La concejal Carlina Rivera, miembro del Comité de Vivienda del Concejo Municipal, apoyó la exigencia de más construcciones para los desamparados y mencionó que ponerle freno a la problemática es lo “moralmente correcto”.

“Con una cifra récord de 63,000 personas, incluyendo a casi 24,000 niños, que duermen cada noche en un albergue, tenemos que adoptar pasos bien cimentados para manejar esta crisis humanitaria y construir esas 30,000 viviendas para personas desamparadas”, dijo la líder política de Manhattan.

La Defensora del Pueblo, Letitia James, aseguró que aunque el plan local para combatir la falta de techo “va por el camino correcto”, es necesario incluir a quienes tienen ingresos realmente bajos o nulos.

“El acceso a la vivienda es un derecho básico para todos los neoyorquinos y tenemos que garantizar que eso se vea reflejado en nuestras hechos”, dijo la funcionaria, quien pidió más acciones. “Nuestra crisis actual de vivienda asequible requiere soluciones innovadoras y audaces que aseguren que todos los neoyorquinos tengan un sitio para dormir, especialmente nuestra gente más vulnerable”.

El colombiano Mauricio Hernández, de 54 años, quien denunció que desde agosto pasado se convirtió en un habitante de la calle, según él, tras ser brutalmente golpeado y asaltado en un refugio de Manhattan, criticó al Gobierno local por ignorar a los habitantes de las aceras y avenidas.

Hablan de los que viven en los albergues, y nosotros, los que tenemos que aguantar hambre y frío en la calle qué. Nos tratan como ‘homeless’ de segunda clase, como me dijo un policía cuando fui a poner mi denuncia por robo. Me dijo que yo era menos que un homeless y así esta administración me está tratando”, comentó el inmigrante, quien hace nueve años dejó su país en busca del “sueño americano”. “Nueva York para mí ha sido lo peor. Aquí no valemos nada los de la calle y le exijo al Alcalde que nos voltee a mirar”.

el mexicano Ñheko García, quien vive en un albergue, pide soluciones al tema de los desamparados

Felipe Idrobo, activista de la organización Make the Road NY, afirmó que para cumplir con la exigencia de 30,000 viviendas reales para los desprotegidos, urge que la Administración De Blasio se meta la mano al bolsillo más y trabaje con mayor diligencia.

“La Ciudad está debiendo fondos para mover esos programas y hay locales cerrando en El Bronx y otras partes por falta de recursos. Esto se está convirtiendo en un problema social, no solo para los indigentes sino porque muchos se están metiendo en espacios donde no deberían estar”, comentó el ecuatoriano, al tiempo que criticó el plan de seguir poniendo a desamparados en hoteles comerciales.

“Creo que el dinero que se invierte en esos hoteles es un negocio para ellos, porque deberían invertirse esos recursos en unidades sólidas que resuelvan la crisis”, agregó el líder comunitario.

Y reiterando que bajo la Administración Trump la ciudad de Nueva York prometió darle la mano a los inmigrantes, el mexicano Ñheko García pidió a la Ciudad que honre su palabra y que haga valer la contribución tributaria que cientos de neoyorquinos como él hacen a la Gran Manzana.

Yo no le estoy pidiendo nada regalado al señor De Blasio, le estoy pidiendo que invierta lo que yo he pagado en impuestos durante 20 años y que nos ayude a todos, porque es muy horrible dormir en la calle”, aseguró el inmigrante, quien dijo haber estado a punto de morir tras adquirir neumonía en las calles. “Yo soy un hombre mayor que lleva 30 años en este país y ando solo y sin casa después de haberles dado mis mejores años. Eso no es justo, pues ni a una pensión tengo derechos por mi estatus”.

Organizaciones afirman que la cifra de habitantes de la calle y los trenes supera los 44,000

Jaclyn Rothenberg, vocera de la Administración De Blasio, negó los señalamientos de los manifestantes y aseguró que la actual Administración local está comprometida con las personas sin hogar, y se apoyó en las cifras de la Ciudad para desestimar las quejas.
“Este Alcalde tiene los planes de vivienda asequible y de los desamparados más agresivos en la historia de la ciudad”, dijo la funcionaria. “Hemos ayudado a más de 100,000 personas a evitar mudarse o a salir de un refugio con asistencia de vivienda, y casi el 10% de los apartamentos creados y preservados a través de nuestro plan están dedicados a neoyorquinos sin hogar”.

MTA niega plan para erradicar a desamparados del metro
Luego de que se diera a conocer que la MTA tendría la intención de lanzar una cruzada contra los indigentes y desamparados que diariamente usan algunos vagones y plataformas del metro para dormir, esa agencia negó que ese sea su plan.

El presidente de la Autoridad de Tránsito de la Ciudad de Nueva York, Andy Byford, explicó que lo que pretende promover es un balance y aclaró que tratarán de ayudar a los desamparados a que se conecten con servicios de ayuda.

“Como dije en la reunión, creemos firmemente que los neoyorquinos que están sin hogar son seres humanos con problemas individuales que deben ser tratados con compasión, pero también debemos garantizar condiciones limpias y seguras en las estaciones y automóviles para todos nuestros clientes”, dijo Byford. “Es por eso que trabajamos en estrecha colaboración con el Comité de Residentes de Bowery, para lograr que las personas sin hogar reciban la ayuda que necesitan y hagan que el sistema funcione mejor para todos”.

El mexicano Ñheko García vive en un albergue

Datos sobre desamparados en NYC

  • 63,000 desamparados viven en los albergues de la ciudad
  • 24,000 de ellos son niños
  • 44,000 estiman organizaciones viven en las calles y trenes
  • 30,000 viviendas para desamparados es la exigencia
  • 100,000 neoyorquinos asegura la Ciudad haber salvado de convertirse en desamparados o seguir viviendo en refugios
  • 10% de las 300,000 viviendas del plan del Alcalde están destinadas para desamparados
  • 5% aseguran organizaciones es el porcentaje real
Desamparados en Nueva York protestan frente a la casa de De Blasio

Alrededor de la web