Grupos de ultraderecha armados se preparan para detener la caravana migrante en la frontera

Las organizaciones publican en Facebook que habrá inminente "guerra" por la llegada de centroamericanos
Grupos de ultraderecha armados se preparan para detener la caravana migrante en la frontera
En 2005 se registraron los primeros grupos de vigilantes civiles en la frontera con México.
Foto: David McNew/Getty Images

Grupos de civiles de ultraderecha anunciaron planes para viajar a la frontera con México para ayudar a la Patrulla Fronteriza a detener a la caravana migrante.

Así lo reportó Associated Press, que apuntó también el temor por el posible resurgimiento de grupos de autodefensa.

La Patrulla Fronteriza advirtió a terratenientes de Texas que prevén la llegada de civiles armados a sus propiedades, debido a la caravana, indicó la agencia.

Los números de la caravana han cambiado mucho, pero se reportan entre 4,000 y 7,000, aunque el presidente Donald Trump se ha aventurado a hablar a sus seguidores de hasta 17,000 migrantes, la mayoría de Honduras.

“Tres activistas informaron a la agencia The Associated Press que irían a la frontera o que organizarían a otras personas”, se indicó. “Algunos grupos han publicado en redes sociales como Facebook advertencias como ‘Imperativo tener soldados en el terreno’ o ‘Guerra. Protejan la frontera ya'”.

Los grupos afirman que portarán armas y equipo como chalecos blindados, para ayudar a la Patrulla Fronteriza.

“Se están riendo en nuestra cara”, dijo Shannon McGauley, presidenta de los Minutemen de Texas. “Estados Unidos es un caos”.

McGauley afirmó tener un grupo en tres puntos de la frontera sur del estado con México y espera tener a entre 25 y 100 personas más en los próximos días.

En la última década grupos civiles han atacado a indocumentados que cruzan la frontera, aunque algunos buscan entregarlos a “La Migra”.

A pesar de la advertencia, en algunos puntos de la frontera con México se reportó que pobladores colocaron mensajes encontra de “vigilantes”, a quienes dicen no ser bienvenidos.

Otro caso apoyo a grupos civiles armados es el de Monica Marin, habitante de Oregon, quien dijo haber recaudado en internet $4,000 dólares para ayudarlos a comprar provisiones.

La mujer afirmó que los miembros de la caravana son peligrosos, siguiendo el discurso del presidente Trump sobre criminales infiltrados.

El gobierno federal, en tanto, planea enviar 800 miembros de la Armada adicionales a los 2,100 que ya se encuentran ahí.

Alrededor de la web