¡Sorprendente! El asesino más poderoso del cáncer está dentro del cuerpo mismo

Los notables resultados de una nueva investigación para combatir la enfermedad
¡Sorprendente! El asesino más poderoso del cáncer está dentro del cuerpo mismo
Esta investigación revolucionaría la forma en que se combate el cáncer.
Foto: Unsplash

Cada célula del cuerpo humano es una maravilla, y esta investigación de Northwestern Medicine lo confirma. Los científicos encontraron que el asesino más potente del cáncer se encuentra dentro del mismo cuerpo. Se trata de un código que portan todas las células de nuestro organismo cuya función es autodestruirse cuando se vuelven cancerosas.

El estudio, publicado en la revista científica Nature Communications, señala que cada célula del cuerpo humano cuenta con una especie de “guardaespaldas internos” que, al detectar que una célula muta para volverse cancerosa, puede introducir un código de muerte que la extingue por completo.

Dicho código se encuentra en los ácidos ribonucleicos codificadores de proteínas (conocidos como ARN) y en los pequeños ARN (llamados microARN). Cuando un enfermo de cáncer recibe tratamiento, la quimioterapia activa estas moléculas para combatir el padecimiento.

Ahora que los científicos descifraron este código mortal, su tarea es activar ese mecanismo de manera natural, sin quimioterapia y sin alterar el genoma. De acuerdo con Marcus E. Peter, autor principal del estudio, esos ARN podrían introducirse directamente en las células para activar la autodestrucción.

Esta nueva posibilidad para combatir el cáncer evitaría el uso de quimioterapia y sus efectos adversos, entre ellos la generación de cánceres secundarios originados por la alteración del genoma que el tratamiento conlleva.

El equipo de investigación de Northwestern Medicine realizó varios estudios en los que introdujo moléculas de ARN en células cancerosas y descubrió que esas células mutantes no pueden volverse resistentes al ataque de los ARN porque, además, eliminan los genes que necesitan para sobrevivir.

Peter, profesor de Metabolismo del Cáncer en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University, explicó lo que las células se hacen a sí mismas al activar el código letal: “Es como si se suicidaran apuñalándose, disparándose y saltando de un edificio, todo al mismo tiempo. No hay manera de sobrevivir a eso”, señala un reporte de Medical Xpress.

El objetivo del doctor Peter era utilizar el mecanismo que la naturaleza desarrolló para combatir la enfermedad y no crear una nueva sustancia tóxica artificial. El científico aseguró que, gracias a que se ha descifrado este código, será posible diseñar microARN artificial incluso más potente que el de las células desarrolladas por la naturaleza.