Arranca demanda para rechazar pregunta de ciudadanía en el Censo 2020

Según los defensores, la medida es motivada racialmente para intimidar a los inmigrantes de participar en el conteo
Arranca demanda para rechazar pregunta de ciudadanía en el Censo 2020
Activistas pro inmigrantes durante la manifestación frente a la Corte del Distrito Sur.

NUEVA YORK.- Los líderes de una amplia coalición de organizaciones defensoras de inmigrantes promovieron este lunes una manifestación ante la corte del Distrito Sur de Nueva York, en el inicio del juicio federal planteado para rechazar el intento de la Administración Trump, de agregar una pregunta sobre ciudadanía al Censo de 2020.

La Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) a través de su filial de Nueva York junto a la Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York (OAG), serán los responsables de presentar los argumentos de la querella.

La ACLU y la OAG argumentan que la pregunta de ciudadanía propuesta para el Censo de 2020 está inspirada en una motivación racial para asustar a los inmigrantes de participar en el conteo.

Entre tanto, los demandantes, la Coalición de Inmigración de Nueva York y Make the Road New York, presentarán los testimonios por escrito. Los activistas exigieron en la demostración antes de la apertura del juicio que el Censo haga un recuento justo y preciso de sus comunidades.

Existe rechazo nacional a añadir una pregunta de ciudadanía al Censo 2020.

“La intolerancia de Trump ha quedado al descubierto con esta ridícula pregunta sobre la ciudadanía. Este juicio mostrará que la Administración conspiró con los racistas de extrema derecha Steve Bannon y Kris Kobach para manipular el Censo para cumplir con su agenda. Es un intento obvio de subvertir la Constitución para privar a los grandes estados ricos en inmigrantes de dinero federal y capital político”, dijo Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC).

Choi agregó que la NYIC, no permitirá que estos autodenominados “nacionalistas blancos” roben a los neoyorquinos su representación o sus recursos.

El juez Jesse Furman,  escuchará los argumentos del estado de Nueva York y luego la defensa que hará sobre la pretendida inclusión de la pregunta, el Departamento de Comercio.

La demanda que impulsa la Coalición de Inmigración de Nueva York contra el Departamento de Comercio, argumenta que el intento de la Administración Trump de agregar una pregunta de ciudadanía al Censo de 2020 es una forma de discriminación por motivos raciales.

“El intento imprudente de agregar una pregunta de ciudadanía pone en peligro todo el Censo. Esta es una claro tentativa por parte de la Administración de Trump para descontar y silenciar a nuestras comunidades y familias como la mía”, dijo Yatziri Tovar, de Make the Road New York.

Tovar que se identificó como una “Dreamer” y reveló que tiene parientes que son ciudadanos y otros que están indocumentados explicó que las familias como las de ella, no querrán responder a un censo que pueda ponerlos en peligro.

“Nuestro mensaje de hoy es claro: combatiremos este intento racista con todo lo que tenemos. Seguiremos resistiendo y luchando por un conteo completo y justo en el Censo de 2020”, agregó Tovar.

Desde que la administración de Trump anunció su intención de agregar una pregunta de ciudadanía al Censo de 2020, ha surgido un coro de oposición nacional.

“La Administración Trump está tratando descaradamente de armar el censo contra los inmigrantes, las comunidades de color y los pobres”, dijo Donna Lieberman, directora ejecutiva de la ACLU. “Cuanto más se revela sobre este caso, más vemos que la intención de la pregunta de la ciudadanía era subestimar, subrepresentar y subutilizar a las comunidades de color de inmigrantes. Los neoyorquinos se niegan a ser subestimados o llevados a las sombras”.

Hace dos semanas, la Corte Suprema de EEUU bloqueó temporalmente la deposición del Secretario de Comercio, Wilbur Ross, sobre la adición de la pregunta de ciudadanía al Censo. Sin embargo, el tribunal dictaminó que el fiscal general adjunto John Gore podía deponer, y la demanda debía proceder en el Distrito Sur de Nueva York.