6 errores comunes en el gimnasio que debes evitar

Evítalos para maximizar los resultados en tu figura
6 errores comunes en el gimnasio que debes evitar
Cometer errores en el gimnasio puede afectar tus resultados.
Foto: Shutterstock

Estamos en la recta final del año y es momento de pensar en los propósitos para el próximo. Inscribirse al gimnasio es quizá una de las resoluciones más recurrentes, pues bajar de peso luego de las comilonas de las fiestas es un objetivo común.

Ya sea que comiences con tu rutina de ejercicios desde ahora para disminuir los efectos de los manjares de las fiestas en tu silueta, o que decidas dejarlo para el año nuevo, evitar estos errores comunes en el gimnasio te ayudará a lograr mejores resultados.

Error #1: Conformarte con la inscripción

Obviamente, perder peso, tonificar los músculos y demás resultados que puedas obtener en el gimnasio, dependerán de tu compromiso y tu constancia. Inscribirte no hará magia en tu figura. Especifica en tu calendario los días que acudirás para realizar tu rutina, acompáñate de alguien más si es necesario para mantener la motivación y no dudes en probar las clases de actividades que se ofrecen, alguna puede sorprenderte gratamente.

Error #2: No preguntar al entrenador

Los gimnasios cuentan con un equipo de entrenadores que están ahí para apoyarte y resolver tus dudas. Pregunta siempre si estás haciendo bien los ejercicios, si el peso es adecuado, si tu postura es correcta. Esta sana costumbre, además de ahorrarte lesiones que pueden ser serias y dolorosas, te ayudará a obtener mejores resultados a la hora de bajar de peso y a progresar en tu rutina.

Error #3: No ajustar el equipo

Al usar el equipo del gimnasio debes sentirte cómodo. Si no ajustas los asientos, los respaldos o la cantidad de peso que puedes levantar, no sólo evitarás aprovechar al máximo los efectos del ejercicio, sino que también puedes lesionarte seriamente. Si no sabes cómo hacerlo, pide ayuda; es mejor preguntar que ser grabado con el celular por sorpresa y luego formar parte de esos videos chuscos que muestran a novatos usando mal los aparatos del gimnasio.

Error #4: Tener una rutina “rutinaria”

Cuando se habla de “rutina” en el gimnasio, se habla del hábito de acudir con regularidad y dedicar una hora o más al ejercicio. Pero la rutina no tiene que ser rutinaria. Después de cierto tiempo, el cuerpo se acostumbra a los mismos movimientos y al mismo esfuerzo, por lo que los resultados disminuyen. Aprovecha la variedad de equipo y las clases del gimnasio para variar tu rutina, perder más peso, mejorar tu silueta y no aburrirte.

Error #5: Competir con los demás

Cada cuerpo tiene una historia, una necesidad y una arquitectura diferente. Incluso si la competencia ocurre sólo en tu cabeza, evítala, porque podrías exigirte más de lo que en ese momento estás preparado para dar, o bien, podrías frustrarte si no “ganas” la pugna.

Error #6: No mostrar tu educación

La buena educación te abrirá puertas en muchos ámbitos y lugares de la vida, incluyendo el gimnasio. Usa una toalla individual para secarte el sudor y limpia el equipo después de utilizarlo. Comparte los aparatos si es necesario y sé amable con tus compañeros. Recuerda tratar a los demás como te gustaría que te traten.