El bendito azúcar natural que en lugar de hacerte engordar, evitaría que subas de peso

Sí, leíste bien: hay un tipo de azúcar "bueno"
El bendito azúcar natural que en lugar de hacerte engordar, evitaría que subas de peso
El azúcar es siempre el villano cuando se quiere adelgazar.
Foto: Shutterstock

Siempre es lo mismo: el villano favorito de películas como “¿por qué no puedo bajar de peso?”, o “¿por qué mis pantalones ya no me quedan?” es siempre el azúcar. Para reducir los triglicéridos, hay que dejar de comer azúcar; para evitar la diabetes, hay que dejar de comer azúcar; para adelgazar, hay que dejar de comer azúcar. Al parecer, un dulce antojo siempre será un gordo pecado.

Pues bien, parece que hay un azúcar que en lugar de engordar, ayudaría a evitar que subas de peso. Para deleite de quienes disfrutan el postre y un antojo de vez en cuando, una investigación publicada en Cell Reports señala que este tipo de azúcar natural podría favorecer la pérdida de la grasa obstinada del estómago. Se trata de la manosa.

La manosa es un azúcar simple o monosacárido que se encuentra en frutas como los arándanos, capaz de cambiar el microbioma intestinal y el metabolismo de quien lo consume, con lo que ayudaría a perder peso en lugar de engordar.

Los investigadores del Programa de Genética Humana del Sandford Burnham Prebys Medical Discovery Institute hicieron pruebas con cuatro grupos de ratones: al primero le dieron una dieta alta en grasa y sin manosa; el segundo comió una dieta alta en grasa y manosa; el tercero tuvo una dieta normal sin manosa; y el cuarto consumió una dieta normal y también manosa.

Luego realizaron pruebas para verificar el nivel de grasa y azúcar en la sangre, el peso corporal y la salud en general de los roedores. Lo que encontraron fue que los animales alimentados con una dieta alta en grasas y con manosa tenían hígados menos grasos, más tolerancia a la glucosa, procesaban mejor los carbohidratos y además eran más delgados.

  • Cómo debe tomarse el té verde para adelgazar y desintoxicarse

Y aunque este experimento no se realizó en humanos, los científicos creen que la manosa puede ser clave para ayudar a las personas con obesidad a perder peso, pues los efectos de este azúcar en el microbioma y en el metabolismo pueden ser muy positivos para adelgazar.