¿A dónde va el dinero que se dona?

Ojo con las campañas de caridad, no todo lo donado va a la misión que usted cree
¿A dónde va el dinero que se dona?
Las empresas profesionales de campañas para captar fondos pueden llevarse un tercio de lo donado./Archivo
Foto: Shutterstock

La mayor parte de las campañas de caridad o recogidas de fondos que se presentan a los ciudadanos merecen que se abra el bolso. Pero, cuando le llaman por teléfono o un tercero le manda una notificación para donar, ¿A dónde va su dinero?

Es un buen día para contestar esa pregunta ya que el martes se conmemora el llamado Giving Tuesday. De acuerdo con el informe de Pennies for Charity publicado por la Oficina de la Fiscalía de NYC, las 964 campañas de recogidas de fondos hechas en 2017 (total o parcialmente) por empresas profesionales consiguieron un total de $1,000 millones. Pero no toda esa cantidad fue a las organizaciones en cuyo nombre se pedía ese dinero.

El informe revela que el 31% de los fondos se destinó a pagar a estos profesionales para cubrir los costos de las campañas. En concreto,  $372 millones de dólares fueron honorarios y comisiones. La misión de las organizaciones que movieron a los donantes a dar dinero se llevaron alrededor de $812 millones, el 69 centavos de cada dólar donado.

Según la oficina de la fiscalía la situación ha mejorado últimamente porque en 2015 apenas 65 centavos de cada dólar iban a la organización que buscaba los fondos

Pero estas son cifras generales que no presentan algunas de las situaciones que son más extremas. Este mismo informe recoge que en 313 campañas hechas el año pasado las caridades se embolsaron menos de 50 centavos por cada dólar recaudado en su nombre y en 156 campañas menos que eso porque los costos de captar fondos fueron superiores a lo conseguido y se perdieron $10 millones.

El informe de la fiscal en funciones, Barbara Underwood, explica que los profesionales en campañas de captación de fondos asisten a las organizaciones a cumplir su misión pero “algunos tienen un comportamiento dudoso que tiene un efecto negativo en las donaciones caritativas. Algunos cargan comisiones exorbitantes que reducen significativamente los fondos que están a disposición de la obra de caridad”.

Underwood también pide cautela cuando estas empresas dan a los donantes potenciales información que conduce a engaño para que haya más dinero, de hecho la fiscalía ha abierto procedimientos contra algunas de estas organizaciones.

El consejo es que se sea consciente de quien llama y se investigue a la organización antes de comprometer su dinero.