Cuando compra en pequeños negocios, su dinero se queda en el barrio

Hoy se celebra el día "Shop Small" con el que se anima a los consumidores a consumir en tiendas de barrio
Cuando compra en pequeños negocios, su dinero se queda en el barrio
Shop Small se creó tras la Gran Recesión, en 2010, para animar el consumo en pequeños negocios./Cortesía American Express
Foto: American Express

Una de las maneras de trabajar para su comunidad es gastar en los servicios y los bienes que se ofrecen en su comunidad, apoyar los negocios de sus vecinos con su compra. Hoy, Small Business Saturday, es el día en el que se recuerda esto con más énfasis,

Small Business Saturday fue una idea concebida por American Express en 2010 — cuando la Gran Recesión hacía un fuerte daño en hogares y empresas–, para apostar por las economías locales apoyando a los pequeños empresarios de los barrios. Hoy, siete años más tarde está comprobado que hacer compras en pequeños negocios es la mejor manera de favorecer a las comunidades locales.

La empresa financiera tras esta iniciativa ha verificado que, como media, dos tercios de cada dólar (0.67 centavos) gastados en pequeñas tiendas se quedan en los barrios donde se hace el consumo. Participar en esta iniciativa durante estos días de compras, que es el periodo de consumo más importante para todos los negocios, puede tener un impacto muy positivo en muchas comunidades.

Además, cada dólar gastado en pequeños comerciantes, restaurantes, panaderías, salones de belleza, etcétera crea una actividad adicional de 50 centavos en actividad de negocios local como resultado del gasto de los empleados y los negocios comprando bienes y servicios en esas mismas comunidades.

En Nueva York y según cifras de NYCEDC había en unos 32,000 pequeños negocios de ventas en 2016, la mayor parte de ellos en Brooklyn (unos 10,000 de ellos) seguidos de Manhattan, Queens y El Bronx. Desde 2012 hasta 2016 los pequeños comercios han sumado 900 miembros más y el mayor porcentaje de incremento ha ocurrido en Staten Island y Brooklyn mientras que en Manhattan se han ido cerrando más puertas coincidiendo con una fuerte subida de los alquileres y una mayor competencia de los mercados en la red.

Algunos de estos mercados en la red son también pequeños negocios de personas que están empezando y no tienen el dinero o el tiempo para abrir una tienda. Muchos artesanos hispanos venden sus productos en Etsy y otras tiendas en la Red.

Los años en los que la marca de “Shop Small” se ha ido haciendo popular en las vitrinas de las tiendas e incluso en las bolsas de regalo, han servido a American Express para concluir además que este gasto apoya a los trabajos locales. Esta empresa ha verificado que por cada 10 empleos en pequeños negocios apoyan otros siete en la misma comunidad.

Según la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB) y American Express, nueve de cada 10 consumidores creen que es más importante que nunca apoyar a pequeños negocios en esta época de fiestas, tanto en tiendas físicas como en la red, y entre otros motivos casi el 100% de ellos creen que estos negocios tienen un impacto positivo en su comunidad.

Los latinos están en disposición de apoyar a sus vecinos locales ya que según un análisis de PricewaterhouseCoopers (PwC), tanto los mileniales como los padres hispanos son los que más gastarán en general en esta temporada de fiestas. Se espera que los padres hispanos gasten un promedio de $1,495, casi un 20% que el resto de los consumidores en general.

Además los consumidores hispanos son buenos anfitriones y un 52% planea hacer reuniones de vacaciones en las que seguro hay comida y bebida. Según este informe de PwC el 57% de los consumidores hispanos prefieren comprar en las tiendas.

Sus vecinos, sus empresarios y sus barrios, lo agradecerán.