Los mejores tamales para las fiestas de Navidad

Un platillo típico mexicano que no puede faltar en esta temporada
Los mejores tamales para las fiestas de Navidad
Los tamales son perfectos para las fiestas.
Foto: Shutterstock

Los tamales, en cualquiera de sus sabores y presentaciones, son una delicia perfecta para compartir en las fiestas de Navidad.

En las mesas hispanas, la celebración de Navidad se acompaña de tamales, porque si bien es cierto que el origen de los tamales se encuentra en el México prehispánico -tamal proviene de la palabra náhuatl “tamalli”, que significa envuelto-, es un platillo que se prepara en varios países latinoamericanos, como Venezuela, Colombia, Guatemala, Nicaragua o El Salvador.

Antes de prepararlos, es necesario remojar las hojas de maíz en agua con sal durante toda una noche, para que puedan manipularse fácilmente. Si las hojas son de plátano, hay que hervirlas en agua con sal de tres a cinco minutos, hasta que tomen un color oscuro y brillante. Si compras hojas congeladas, basta con descongelarlas antes de usarlas.

Estos son los mejores tamales mexicanos para la temporada, y puedes prepararlos en casa con paciencia, dedicación y un toque de amor.

Tamales verdes, rojos (de mole) o de rajas

Estos deliciosos tamales se envuelven en hoja de maíz. La masa es la misma para los tres, lo que varía es el relleno. Generalmente los tamales verdes llevan pollo, los rojos o de mole van con cerdo y los de rajas con chile poblano desmenuzado y queso cheddar.

La masa se prepara con estos ingredientes para 10 tamales:

  • 2 libras de harina para tamales
  • 1 1/2 tazas de manteca de cerdo o vegetal
  • 1 1/2 cucharada de polvo para hornear
  • 1/2 taza de caldo de pollo o de cerdo (puedes usar el caldo en el que se coció el relleno)
  • 1 cucharada de sal

Mezcla bien la harina previamente cernida, el polvo para hornear y la manteca. Se agrega el caldo de pollo y se amasa bien hasta que un pedazo de masa flote en agua fría. Entonces añade el polvo para hornear y la sal; mezcla muy bien. Pon una cucharada de masa en una hoja de tamal (del lado liso) y agrega el relleno verde, rojo o de rajas. Envuelve bien y coloca en una vaporera sobre un colchón de hojas de tamal. Cuece por 45 minutos o hasta que se desprendan las hojas fácilmente. Recuerda que es importante que los tamales tengan suficiente espacio en la vaporera.

El relleno puedes prepararlo fácilmente comprando la salsa verde y el mole ya preparados de tu preferencia. Cuece media libra de carne de cerdo deshebrada o de pollo con una cebolla y hierbas de olor, y luego mezclas bien la carne cocida con la salsa verde o el mole. Para las rajas, deshebra chiles poblanos, fríelos con cebolla y al armar los tamales agrega un pedazo de queso cheddar.

Tamales de frijol

También se conocen como “tamales de libro” y son un clásico de la cocina huasteca. Usa la misma receta anterior de los tamales verdes, rojos o de rajas, pero para el relleno usa 4 tazas de frijoles negros refritos (puedes comprarlos ya hechos). Puedes añadir un trozo de queso cheddar, una ramita de epazote y quedarán deliciosos.

Tamales oaxaqueños

Estos tamales son una delicia, se envuelven en hoja de plátano, y aunque la base es la misma (harina, salsa y carne), su sabor es diferente al de los tamales de hoja de maíz. Para preparar 4 tamales necesitarás:

  • 4 hojas de plátano
  • 2 libras de masa blanca para tortillas, la puedes preparar con harina para preparar tortillas
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 libras de pollo deshebrado
  • 1/2 libra de pierna de cerdo deshebrada
  • 1 libra de mole
  • Sal al gusto

Cuece en una cacerola la carne de puerco y el pollo con agua, ajo, la cebolla y la sal. Disuelve el mole ya preparado que prefieras con un poco de este caldo.

Para preparar la masa, bate la manteca hasta que esponje. Incorpora la masa, el caldo y sal poco a poco y sigue batiendo. En cada hoja de plátano agrega una cucharada de esta masa, una cucharada de mole y dos de carne. Tapa con otra hoja de tamal y envuelve bien, de manera que quede con forma cuadrada o rectangular. Puedes atarlo al centro con una tira de la misma hoja de plátano para que no se deshaga el envoltorio.

Cuece en la vaporera por hora y media, pero ten cuidado de que siempre tenga suficiente agua. Sabrás que están listos cuando las hojas se desprendan fácilmente.

Tamales chiapanecos

Aunque se parecen a los oaxaqueños, la magia de estos tamales está en su relleno, que combina ingredientes dulces y salados.

Una manera fácil de preparar tamales chiapanecos es usar la misma receta de los tamales oaxaqueños, pero añadir lo siguiente al relleno:

  • 50 gramos de almendras
  • 100 gramos de pasas
  • 100 gramos de ciruela pasa
  • 50 gramos de aceitunas verdes rebanadas
  • 2 cucharadas de ajonjolí tostado
  • 4 huevos cocidos cortados en rebanadas

Fríe las almendras, las pasas, las ciruelas pasas, las aceitunas y el ajonjolí en un poco de manteca. Al preparar los tamales, añade al mole y a la carne un poco de esta mezcla y una rebanada de huevo cocido.

Corundas

View this post on Instagram

IMÁGENES DE TANCÍTARO. “kúrhaunda” significa tamal. Cuenta la historia que este platillo era servido en las ceremonias de los príncipes purépechas, esos diminutos tamalitos eran acompañados de salsa y carne, por esta razón durante mucho tiempo fueron conocidos como “panecillos de palacio”. Después con el mestizaje fue enriqueciéndose la receta agregándole: queso, crema y rajas, lo que la convirtió aún más deliciosa. Elaboradas a base de maíz y se envuelven en hojas de la planta del maíz. Originarias de la Meseta Purépecha (Pátzcuaro, Cuitzeo, Zirahuén, Tzintzuntzan y la Cañada de los Once Pueblos), se han expandido a lo largo de todo Michoacán y a otros estados como Guanajuato, Jalisco, Guerrero, Colima, Estado de México y Querétaro. Corundas, Patamburo, Mpio. Tancítaro Mich. #SomosLaTierraGrande #TancitAreando #Tancitaro #ImagenesDeTancitaro #Corundas

A post shared by Zeptto (@zeptto) on

Las corundas son un tamal típico de Michoacán. El relleno es un poco distinto al resto de los tamales, pues no es propiamente un relleno sino un recubrimiento. También su forma es distinta, pues al envolverlos hay que hacer una especie de triángulo con la masa.

Para la masa para preparar de 10 a 15 corundas necesitarás:

  • 3 libras de masa de maíz
  • 1 taza de agua
  • 1 libra de manteca de cerdo o vegetal
  • 5 cucharadas de polvo para hornear
  • Sal al gusto

Bate la manteca hasta que esponje y aparte, bate la masa con el agua por 20 minutos. Cuando la manteca esté lista, añade la masa, el polvo para hornear y la sal. Sigue batiendo hasta que una porción de masa pueda flotar en agua. Sobre las hojas de plátano previamente ablandadas y cortadas en tiras gruesas, coloca dos cucharadas de la masa y envuelve en forma de triángulo. Cuécelas en la vaporera por una hora o hasta que puedas desprender las hojas fácilmente.

Una vez listas tus corundas, las bañarás con una salsa que puedes preparar acitronando una cebolla pequeña y un ajo finamente picados más una libra de puré de tomate en una cucharada de manteca (o aceite, si lo prefieres). Cuando esté hirviendo muy bien, añade sal, media taza de agua, una taza de crema ácida y deja sazonar por 5 minutos. No dejes que hierva.

Un tip: Como las corundas no tienen sabor, puedes bañarlas con una salsa dulce líquida; mermelada, nutella o chocolate funcionan bien.

Tamales de elote

Y como el postre no puede faltar, los tamales de elote son perfectos para cerrar la celebración y muy fáciles de preparar. Para preparar 15 piezas sólo necesitas:

  • 10 elotes desgranados
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de aceite de maíz
  • Sal al gusto

Muele el azúcar, la sal y el elote y, mientras mueles, añade el aceite poquito a poquito. Te quedará una pasta que debes colocar en tus hojas de elote previamente hidratadas. Envuélvelos y cuécelos de 30 a 40 minutos en la vaporera. ¡Y eso es todo! Puedes bañarlos con nutella, mermelada o chocolate para un extra de sabor.