El tren 7 estrena sus nuevas señales con… más retrasos

El mismo día en que se comenzaba a usar la nueva tecnología se produjo una falla de circuitos en las vías

El tren 7 estrena sus nuevas señales con… más retrasos
Problemas de retrasos empañaron el estreno de las nuevas señales en el 7.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Lo que debía ser una buena noticia para los usuarios del tren 7, el estreno de las nuevas señales en esa línea, terminó siendo, una vez más, un dolor de cabeza para miles de pasajeros que se enfrentaron a largas demoras.

El lunes, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) anunció con bombos y platillos la entrada en funcionamiento de las nuevas señales, pero ese miso día los dispositivos habrían registrado desperfectos que provocaron retrasos de los trenes en plena ‘hora pico’.

La MTA había anunciado en su cuenta de Twitter que los trabajos para modernizar el sistema de señalizaciones habían concluido, y que el 7 ya “contaba con moderna tecnología en señalizaciones” a partir de este lunes, conocido en inglés como ‘Communications-Based Train Control Signal System (CBTC)’.

“La línea 7 logró un hito hoy con la activación completa del CBTC en cada segmento de la línea”, indicó la MTA.

Pero una hora más tarde del anuncio, la agencia volvió a usar Twitter para dar una mala noticia: hay retrasos en el servicio del 7 por problemas de comunicaciones en la estación de Queensboro Plaza, en Queens.

Más adelante, mediante un comunicado, indicaron que habían unas fallas de circuitos en las vías de este tren, y que no podían confirmar si eso estaba relacionado con la puesta en funcionamiento de las nuevas señales.

Y así, en vez de celebrar, los usuarios del llamado ‘expreso internacional’ sufrieron grandes dolores de cabeza por las demoras, las cuales se extendieron hasta las ‘horas pico’ de la noche.

A pesar de este incidente, la MTA asegura que muy pronto los usuarios sentirán grandes beneficios gracias al uso de la nueva tecnología instalada en el sistema, que permitirá que se incremente la frecuencia de los viajes, tal como ocurrió tras la modernización de las señales en el tren L.