Tres cosas que debes saber antes de comprar una planta

Distintas plantas tienen diferentes necesidades de agua, sol y espacio
Tres cosas que debes saber antes de comprar una planta
Foto: Shutterstock

¿Deseas tener un jardín o una terraza con bonitas plantas y flores pero no sabes cuáles comprar? Te damos unos consejos  sencillos, básicos pero muy importantes tanto para tu jardín como para las macetas de tu hogar o terraza.

Estos tips se encuentran en la nueva guía en español de Western Municipal Water District (Western)  “Transformación de Jardínes SoCal” que ahora está disponible en español.  http://wmwd.com/479/SoCal-Yard-Transformation-Guide

La guía explica los principios de un jardín eficiente, un diseño más inteligente que utiliza el agua y el riego eficientemente, plantas y vegetación apropiada. De allí hemos rescatado los siguientes puntos básicos que debes saber antes de comprar plantas:

1. Conozca su tierra

No tiene sentido comprar una preciosa azalea si su tierra tiene un alto contenido de arcilla y alcalino. Tendrá una batalla constante mientras la azalea sufre una muerte lenta. Compre plantas que puedan crecer bien en las condiciones de su tierra.

También, hay plantas que crecen bien en condiciones arcillosas y alcalinas. Si no quiere privarse de la azalea y vive en un ambiente con extremos de temperatura compatibles, construya un cantero elevado o use una maceta grande, donde pueda manipular la tierra según las necesidades de la azalea.

2. Conozca su entorno

¿La planta crecerá en la sombra, a pleno sol o en un poco de ambas según la época del año? ¿Cuáles son las temperaturas extremas? ¿La temperatura en invierno donde usted está desciende por debajo de la congelación? ¿Tiene veranos muy calurosos? ¿Vive en un área ventosa? ¿El tamaño que podrá alcanzar la planta será adecuado?

3. Conozca las necesidades de agua de la planta

Distintas plantas tienen diferentes necesidades de agua. Agrupe las plantas que tengan las mismas necesidades de agua así cuando riegue no tendrá que regar en exceso algunas plantas para responder a las necesidades de otras, y viceversa.

La necesidad de agua depende de varias cosas:

  • El origen de la especie de la planta (selva, desierto, etc.)
  • El tipo de tejido. ¿Es leñoso como un árbol o arbusto (necesita un serrucho o tijeras para podarlo), o es herbáceo como un geranio (puede apretarlo con su pie)? Las plantas leñosas de todos los orígenes pueden pasar semanas sin agua. Los árboles maduros pueden crecer bien con un riego abundante mensual.
  • La estructura. las plantas con follaje pequeño, angosto y fuerte son las que pueden sobrevivir sin agua por más tiempo. Las plantas con hojas grandes, suaves y delgadas necesitarán más agua. Sin embargo, siempre hay excepciones.
  • La madurez. las arraigadas por más tiempo no necesitan la frecuencia de riego que necesitan las plantas jóvenes. Pero cuando en efecto las riega, ¡empápelas bien!
  • El tipo de tierra. las plantas consumen agua al mismo ritmo y en la misma cantidad independientemente del tipo de tierra, pero la tierra más densa permanecerá húmeda por más tiempo y debe ser regada con menos frecuencia que la tierra arenosa.
  • El clima. La temperatura, el viento, la humedad, la radiación solar (intensidad del sol). Adivine qué factor hace que una planta se seque más rápido, ¿la alta temperatura o la alta radiación solar? La radiación solar. La temperatura ambiente depende indirectamente de la radiación.
  • Los microclimas. las plantas a pleno sol o que reciban calor reflejado por las paredes necesitarán más agua que aquellas que están completa o parcialmente en la sombra.

En resumen, no tema experimentar. Suspenda el riego durante una semana y observe qué sucede (no sucederá nada a menos que esté extremadamente caluroso). Luego pruebe con dos semanas, tres semanas o más, hasta que vea signos de estrés (hojas de color pálido o marchitas). Se sorprenderá al ver durante cuánto tiempo sus plantas pueden estar bien sin agua. Cuando se disponga a regar, inunde profundamente la tierra para que todas las raíces reciban algo de agua.

¿Qué buscar en la planta nueva? 


⦁ Vigor. No compre una planta que se vea caída, infectada por insectos o enferma. A menos que la planta tenga hojas naturalmente amarillas o jaspeadas (puede saberlo por el nombre, “dorada” o “jaspeada”), las hojas no deberían estar volviéndose amarillas ni manchadas.

⦁ Tamaño pequeño. ¿Piensa que una planta grande en una maceta pequeña es una buena oportunidad? No crea. Quite la planta de su recipiente y asegúrese de que las raíces llenen la tierra, pero fíjese si hay raíces enroscadas alrededor o raíces largas torcidas. Algunas raíces alrededor están bien si son pequeñas, pero muchas pueden ser un problema del cual la planta nunca se repondrá. Pequeña es mejor.

⦁ Necesidades ambientales. ¿Cuáles son las necesidades de agua, tierra y sombra de la planta? ¿Soporta el viento y la helada (si vive en áreas propensa a estos
factores)? ¿Tiene espacio suficiente para alojar la planta cuando haya alcanzado su tamaño máximo?

⦁ Necesidades de mantenimiento. ¿Tiene la capacidad de realizar el mantenimiento adecuadamente? A menudo, las personas compran plantas que se vuelven demasiado grandes para su espacio. Deben ser podadas a menudo o arrancadas.

⦁ Necesidades funcionales. ¿Cuál será el propósito de la planta? ¿Decoración (flores), división con el vecino (arbustos y cercos densos), plantas de base (plantas fuertes bajas siempre verdes), detalles (patrón de crecimiento, hojas o flores singulares), comestibles (cultivo hogareño de alimentos), etc.?