La prohibición que impuso el juez en el juicio de “El Chapo”

¿Hasta dónde puede Brian Cogan controlar los brutales testimonios?
La prohibición que impuso el juez en el juicio de “El Chapo”
El juez Brian Cogan busca reducir la descripción sangrienta de testimonios.
Foto: EFE/Jane Rosenberg

Los actos criminales que se buscan probar contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en su juicio en Brooklyn incluyen brutales testimonios, pero pueden ser tan gráficos que el juez Brian Cogan debió poner límites.

El impartidor de justicia busca equilibrar lo que es necesario para que los testigos expongan la dura realidad de los cárteles de la droga en América Latina, pero tampoco quieren que “exageren”, reveló el New York Times.

Sin embargo, los esfuerzos de Cogan no son siempre exitoso, ya que este semana el testimonio de Juan Carlos Ramírez Abadía, alias “La Chupeta”, fue brutal.

El socio colombiano de “El Chapo” contó al menos 150 asesinatos, algunos de los cuales describió, a pesar de la protesta de Coga.

“No entiendo la relevancia”, externó el juez, además de expresar su preocupación de que la defensa de “El Chapo” dedicara “mucho tiempo” en buscar detalles sobre esos crímenes, algo que parece ser una estrategia que ayudaría a desacreditar al testigo frente al jurado.

En octubre, previo a que iniciara el jucio, el juez Cogan pidió a fiscales limitar el número de homicidios que pretendían presentar como pruebas contra “El Chapo”, ya que lo consideraba “demasiado” y “fuera de control” en un proceso en que se busca determinar si el capo era o no el líder del Cártel de Sinaloa.

“Este es un caso de conspiración de drogas que involucra asesinatos”, explicó. “No voy a dejar que intenten un caso de conspiración de asesinato que involucre drogas”.

Esta semana, el testimonio de “La Chupeta” ha sido devastador, al describir a detalle sus negocios con el mexicano, sobre cómo transportaban miles de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos.