Gobernador Cuomo se declara en contra de aumento de tarifas de la MTA

El líder estatal asegura que la decisión está en manos de la junta directiva
Gobernador Cuomo se declara en contra de aumento de tarifas de la MTA
Foto: Archivo

El gobernador Andrew Cuomo está nuevamente envuelto en una polémica, al oponerse a la decisión de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) de aumentar los pasajes del transporte público, a pesar que él quien, en teoría, controla esa agencia.

Luego que la MTA presentara su plan para tratar de sacar al sistema de la grave crisis en la que se encuentra, a través de un aumento en las tarifas de trenes, autobuses y peajes, el mandatario estatal se declaró en contra. En una entrevista en el programa The Brian Lehrer Show, de la emisora WNYC, Cuomo fue enfático en que la causa de la crisis es la “ineficiencia con la que manejan el sistema”.

“Estoy en contra del aumentos de tarifas. El primer trabajo de la MTA es mirar hacia adentro. Hay desperdicio. Hay una ineficiencia que actualmente ocurre en la MTA que tiene que terminar. Punto final”, dijo el mandatario neoyorquino.

Pero sus comentarios llegan en medio de una tormenta política en la que millones de neoyorquinos están confundidos. Por un lado está la propuesta de aumentos presentada por Andy Byford, presidente de la Autoridad de Tránsito de Nueva York (NYCTA), y por el otro, la oposición de Cuomo, quien como Gobernador del estado, es oficialmente la cabeza de la MTA.

No obstante, Cuomo dejó ver que el poder de decisión no está en sus manos, sino en las de la junta que dirige la MTA, liderada por el presidente interino Fernando Ferrer, quien fue recomendado para ese cargo por el mismo gobernador, y quien aseguró, según reportó Político, que “esta es, como saben, una junta bastante independiente”.

“La junta de 17 miembros de la MTA, que es designada por nueve funcionarios electos diferentes y tiene una responsabilidad fiduciaria, es la que decide sobre los aumentos de tarifas. Como dijo el Gobernador, no debería haber un aumento de tarifas hasta que los pasajeros obtengan el servicio que merecen”, dijo Peter Ajemian, portavoz del mandatario estatal.

Y aunque algunos han criticado el que Cuomo no tenga realmente el poder sobre la MTA como detener los aumentos, otros, como el presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, el concejal Ydanis Rodríguez, ven la posición del gobernador como “positiva”.

“Como presidente del Comité de Transporte desde el inicio expresé mi oposición a la propuesta de un aumento y me enorgullece que él [Gobernador Cuomo] también ha fijado su posición en contra del mismo”, dijo el líder dominicano que representa al Alto Manhattan.

Cómo funcional la MTA

Para tratar de entender la situación, es necesario revisar la historia del sistema que controla la MTA, sugerido en febrero de 1965 por el entonces gobernador Nelson Rockefeller, quien recomendó que la Legislatura del estado creara una autoridad para comprar, operar y modernizar la quiebra del Long Island Rail Road (LIRR), que estaba siendo operada por el Ferrocarril de Pensilvania (PRR) en ese momento.

Esta autoridad propuesta también tendría el poder de hacer contratos o acuerdos con otros operadores de trenes de suburbios en el área de la ciudad de Nueva York, pero fue hasta enero de 1966 cuando el entonces alcalde, John Lindsay, propuso fusionar la NYCTA, que operaba autobuses y trenes subterráneos, y la Autoridad de Puentes y Túneles Triborough (TBTA).

Estos cambios llevaron a que bajo la MTA se encuentren varias agencias, y no solo la que maneja el transporte en la Gran Manzana. De ahí que, Cuomo criticara también a la junta directiva, compuesta por 23 miembros, que representan los cinco condados la ciudad de Nueva York, y los condados de los suburbios vecinos, y de los cuales 17 pueden votar.

“Es una burocracia complicada con muy poca responsabilidad. La junta se armó de una manera en que nadie la controlaba, porque nadie quería responsabilidad”, dijo el Gobernador. “Son demasiado tolerantes a los retrasos”.