VIDEO: Policía mata de un tiro en la cabeza a una perrita callejera y las redes se incendian

El terrible caso de Sota le ha dado la vuelta al mundo
VIDEO: Policía mata de un tiro en la cabeza a una perrita callejera y las redes se incendian
La perrita Sota, agonizante en el pavimento. #JusticiaparaSota
Foto: Captura de Facebook

Sota era una perrita que vivía en la calle, pero tenía dueño. Era la fiel compañera de un artesano de origen estonio, Tauri Ruusalu, quien tendía un puesto ambulante de pulseras y accesorios en diferentes puntos de Barcelona.

El martes 18 de diciembre un policía le dio un tiro en la cabeza a la perrita, así, a sangre fría. El video en el que se observa a Sota agonizando en el pavimento, pero aún moviendo la cola, ha circulado profusamente en redes sociales.

Ruusalu deambulaba por la calles de Barcelona con Minnesota, que fue el nombre con el que el artesano adoptó a la perrita, una raza criolla de labrador que tenía unos dos años y medio. “Dormía conmigo, se levantaba conmigo… Sota me demostró más amor que mi familia“, declaró el mochilero al diario El País.

Aproximadamente al medio día del martes, a las afueras del hotel Ayre Hotel Gran Via, la policía se acercó a pedirle al artesano sus documentos de identificación y lo amonestaron porque la perrita andaba con él sin correa.

Según las declaraciones del joven, él se ofreció a escribir su nombre en un papel para el policía, porque es difícil de deletrear, pero el oficial le respondió con una bofetada. Ante eso, Sota ladró y se levantó sobre el brazo del policía. El agente sacó su arma y, a quemarropa, le dio un tiro en la cabeza al animal.

Sota quedó tendida sobre la calle, sangrando por la cabeza, agonizante, pero moviendo la cola mientras miraba hacia donde su dueño se encontraba aterrorizado por el hecho. Conmocionado al ver lo que había pasado con su compañera, el artesano atacó al policía con su patineta. Los agentes le sometieron y lo subieron a una patrulla.

Ruusalu asegura que la perrita jugaba con niños y no era agresiva, por lo que no atacó al policía, sino que pensó que estaban jugando, pero el policía afirma que Sota lo mordió, por lo que tuvo que matarla.

Usuarios de internet subieron el video a redes, donde las imágenes se hicieron virales y causaron profunda indignación bajo el hashtag #JusticiaparaSota. Más de 3,500 personas se concentraron en la plaza Sant Jaume de Barcelona este sábado 22 para protestar contra el acto de crueldad animal y exigir a las autoridades el esclarecimiento de los hechos.

El artesano está siendo representado de manera gratuita por la abogada Inés Guardiola, del bufete Del Castillo, con el afán de recuperar el cadáver de Sota, incinerarlo y llevar sus cenizas al Mediterráneo, donde Sota disfrutaba bañarse al lado de su amo.

Mira el video: