Estas son las 5 sustancias más adictivas del mundo

Y no todas son ilegales

Estas son las 5 sustancias más adictivas del mundo
Foto: Unsplash

Las adicciones son un problema creciente en Estados Unidos. En 2017 la cifra de muertes por sobredosis fue de 72,000 personas, un número que superó las muertes por VIH, accidentes automovilísticos y armas de fuego. Ante este hecho, saber qué drogas legales e ilegales pueden provocar adicción y sus efectos en nuestra salud es fundamental.

Un panel de expertos formado por psiquiatras, farmacólogos y químicos ha enumerado las 5 sustancias más adictivas del mundo, de acuerdo con un reporte publicado por WPTV. Comenzando por la más adictiva, la lista es la siguiente.

1. Heroína

Una de las razones por las que la heroína es la sustancia más adictiva del mundo es porque incrementa en el cerebro los niveles de dopamina, la llamada hormona del placer, hasta en un 200 por ciento. A menudo se mezcla con fentanilo, un opioide que ha cobrado auge entre las drogas ilegales, pero es más barato. Esta combinación es sumamente potente y tóxica, lo que a menudo desencadena una sobredosis fatal.

2. Cocaína

El famoso polvo blanco evita que el cerebro apague los receptores de dopamina, con lo que extiende las sensaciones y el vigor prácticamente al triple de lo normal. Los traficantes de cocaína suelen mezclarla con harina, talco o maicena, además de fentanilo, lo cual es particularmente riesgoso para los consumidores.

3. Nicotina

Es la droga legal con mayor número de adictos en Estados Unidos. El humo del tabaco contiene unas 7,000 sustancias químicas, unas 70 de ellas cancerígenas. La moda del vaping, que consiste en fumar nicotina líquida y de sabores a través de un vaporizador, tiene los mismos efectos negativos sobre la salud que los cigarrillos tradicionales.

4. Barbitúricos

Se trata de medicamentos que pueden causar fuertes estados de euforia. También se conocen como “downers”, pues actúan como sedantes o tranquilizantes. Son peligrosos porque pueden detener la respiración y provocar la muerte.

5. Alcohol

El alcohol puede incrementar los niveles de dopamina en el cerebro entre 40 y 360 por ciento. Entre más cantidad se beba, mayor será el efecto. Es, además, la droga más consumida entre los estudiantes de décimo segundo grado en EEUU, junto con los vaporizadores o cigarrillos electrónicos, de acuerdo con estadísticas del National Institute on Drug Abuse.