Adoptó a dos bebés sin saber que en realidad eran hermanos

Katie Page adoptó a un varón y 11 meses después, se hizo cargo de una niña, sin saber que existía una relación entre ambos niños
Adoptó a dos bebés sin saber que en realidad eran hermanos
El destino no quiso que estos hermanos crecieran separados.
Foto: Shutterstock

Katie Page es una mujer con un corazón muy bondadoso, quien luego de cumplir 30 años y pasar por un divorcio, decidió que quería hacer algo diferente con su vida, así que decidió cambiar de casa al irse a vivir a Colorado, de trabajo e incluso, despertó en ella algo que jamás había sentido: el instinto materno.

Y por azares del destino, hace poco más de tres años recibió un mail de parte de la iglesia local, el cual hablaba acerca de la crianza de los niños y fue ahí cuando, a pesar de sentir un tanto de miedo, también le entró la inquietud de poder hacerlo.

Fue así como en 2015 se apuntó para cuidar a niños que habían sufrido algún trauma, para así ayudarles a superar la adversidad y entonces descubrió que quería adoptar un hijo. Al poco tiempo, la institución en la cual desempeñaba dicha labor le pidió que se hiciera cargo de un niño de tan solo 4 días de nacido que había sido abandonado en el hospital.

El pequeño tenía rastro de haber sido expuesto a drogas y Katie quería salvarlo, por lo que se lo llevó a su casa y decidió llamarlo Grayson. Durante 11 meses, se buscó a los padres biológicos del bebé pero no hubo rastro de ellos, así que pudo adoptarlo.

Pero en menos de dos semanas, la vida de esta mujer volvería a dar un vuelco, luego de recibir la llamada de una asistente social, quien le preguntó si podía cuidar temporalmente a una niña, también de 4 días de nacida, la cual había sido abandonada en el mismo hospital que Grayson y que tenía algunos rastros de estupefacientes.

Aunque lo pensó mucho, finalmente aceptó. La bebé le fue llevada a su casa y cuando comenzó a revisar el brazalete de la pequeña, se percató que el nombre de la madre biológica de la bebé era el mismo de la mamá de Grayson; esto hizo que buscara papeles de ambos bebés y al compararlos, también se dio cuenta que la fecha de nacimiento de las madres de ambos era la misma.

De inmediato, se comunicó con la asistente social para preguntarle si esto podría ser posible. En un principio lo dudaron, pero la agencia logró localizar a la verdadera madre de la niña y comprobó que efectivamente, también era la mamá de Grayson.

Katie no daba crédito de que la vida le había dado la oportunidad de criar a dos niños que en realidad son hermanos biológicos. Así que no dudó en adoptar a la pequeña, a quien llamó Hannah.

Hoy, 13 meses después, la mamá biológica de ambos niños dio a luz a un tercer bebé, el cual también está bajo el cuidado de Katie y que también espera adoptarlo en los siguientes meses.