Cuomo incluye dentro del Presupuesto 2019 una ley para prohibir bolsas plásticas

La medida también expande el tipo de botellas que pueden ser retornadas a cambio de 5 centavos

Cuomo incluye dentro del Presupuesto 2019 una ley para prohibir bolsas plásticas
El gobernador Cuomo propone prohibición de bolsas plásticas en Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En marzo del 2017, el gobernador Andrew Cuomo creó el Grupo Especial de Trabajo de Bolsas de Plástico del estado de Nueva York, con el fin de desarrollar una “solución estatal integral” para abordar la contaminación causada por las bolsas de plástico. Un año después, siguiendo las recomendaciones del grupo de trabajo, el líder político presentó un Proyecto de Ley para prohibir que las empresas proporcionen estas bolsas a los clientes.

Pero, al igual que la propuesta fallida aprobada por el Concejo Municipal en el 2016 de imponer una tarifa de 5 centavos a las bolsas, la idea de Cuomo pareció quedar en el olvido luego que fuera bloqueada por los republicanos en el Senado estatal.

Sin embargo, este lunes el tema revivió luego que el mandatario estatal anunciara una nueva medida para prohibir el uso de esta bolsas, que además incluye una expansión sobre cuáles botellas de plástico se pueden reciclar. La propuesta la presentará Cuomo este martes dentro del Presupuesto Ejecutivo 2019.

Ahora, la mayoría de las botellas de bebidas no alcohólicas, podrían ser devueltas a cambio de 5 centavos, incluyendo las de líquidos para hacer ejercicios, los de energía, bebidas de frutas y vegetales, así como los cafés y tes listos para beber. Estarán exentas las botellas de leche, formulas para bebés, medicinas recetados y suplementos dietéticos. 

Según la Gobernación, la legislación promovida por Cuomo busca ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la protección del medio ambiente para las generaciones futuras.

“Mientras el Gobierno federal está haciendo retroceder nuestro progreso ambiental y vendiendo nuestras comunidades a contaminadores y compañías petroleras, en Nueva York estamos avanzando con las políticas ambientales más fuertes de la nación y estamos haciendo todo lo posible para proteger nuestros recursos naturales para las generaciones futuras”, dijo Cuomo. “Estas acciones audaces para prohibir las bolsas de plástico y promover el reciclaje reducirán la basura en nuestras comunidades, protegerán nuestra agua y crearán un Nueva York más limpio y ecológico para todos”.

El plan hace parte del Proyecto de Ley de Botellas de Nueva York, que en el pasado ya ha preocupado a cientos de comerciantes, sobre todo hispanos y afroamericanos, debido a que los clientes tendrían que usar bolsas de papel, que según activistas, cuestan más para transportar y almacenar.

Para el comisionado del Departamento de Conservación Ambiental de Nueva York (DEC), Basil Seggos, promover el reciclaje, reducir el desperdicio y ayudar a acabar con el deterioro de las bolsas de plástico que “ensucian nuestro medio ambiente” son sus principales prioridades.

“Gracias al liderazgo del gobernador Cuomo, las propuestas para prohibir las bolsas de plástico y expandir la prohibición de las botellas reforzarán los esfuerzos continuos de Nueva York para mejorar los mercados de reciclaje y reducir la contaminación en el flujo de residuos”, apuntó el funcionario. “Estas acciones también ayudarán a los municipios y minoristas a responder a los cambios globales en la industria del reciclaje”.

Seggos agregó que la prohibición ayudará a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la producción de bolsas de plástico, desde el petróleo utilizado para producir las bolsas hasta las emisiones que crea el transporte de bolsas hasta los vertederos.

“El DEC trabajará con las partes interesadas y los líderes de la comunidad para garantizar que la implementación de esta iniciativa no afecte de manera desproporcionada a las comunidades de justicia ambiental y de ingresos bajos y moderados a través de la distribución de bolsas reutilizables y exenciones, según corresponda”, resaltó Seggos.

Comunidad expectante

Pese a que la medida ya es una realidad en California y Hawaii, en las calles de Nueva York los hispanos todavía la ven muy lejana. Para algunos, es posible que la legislación ponga un freno al “desperdicio” de bolsas en las calles. Para otros, podría ser una “pesadilla” para los dueños de pequeños negocios.

Por ejemplo, en El Barrio, la comunidad tiene claro que el uso de carros de mercado es necesario, sin embargo, pese a que la función del objeto es minimizar el uso de bolsas, “los clientes siguen pidiendo las bolsas para meterlas en su carrito”.

Así lo resumió Juan Carlos De Jesús, manager de un supermercado ubicado en la calle 116 y la avenida Park. Para él, la iniciativa del Gobernador podría ser positiva, en parte, porque “la gente se acostumbraría a traer su bolsa reutilizable”.

Juan Carlos De Jesús, manager de un supermercado en El Barrio.

“Esto me parece positivo porque al final la gente termina acostumbrándose y esto sería muy bueno para el medio ambiente”, apuntó el comerciante, quien resaltó que también serviría de ahorro porque “ya no tendríamos que comprar tantas bolsas que la gente bota apenas sale del supermercado”.

Y es que supermercados como el De Jesús ya se están preparando para el cambio desde hace más de seis meses, a través de la venta de bolsas reutilizables por el valor de $1, y que “resisten bastante peso”.

“Ya hace seis meses comenzamos a vender estas bolsas y la gente las está comprando y vienen con sus bolsas siempre”, resaltó el joven dominicano.

A pocas cuadras, Pedro Peralta, un dominicano que tiene seis años trabajando en un “Deli” en la esquina de la calle 115 y la avenida Park, también celebra la posibilidad de que “se acabe el desorden de las bolsas”. Para el comerciante, que invierte más de $300 al mes en bolsas de plástico, la legislación podría representarle un importante ahorro.

Pedro Peralta, un bodeguero dominicano en El Barrio.

“Compran por ejemplo, una bolsita de papa o un dulce y piden una bolsa, pero eso es solo para molestar, porque cogen y la botan afuera”, indicó el hispano. “Todo es paso por paso así que podría ser positivo”.

Por otra parte, hay quienes creen que la iniciativa no es necesaria. “No veo la necesidad porque si están legalizando la marihuana que hace más daño, ahora porque quieren prohibir las bolsas. No entiendo qué pasa”, indicó una clienta, que pidió no compartir su nombre, mientras salía de una de las tiendas en la calle 116.

Para la Campaña Ciudadanos por el Medio Ambiente, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y Riverkeeper, la prohibición debería ir acompañada de una tarifa por las bolsas de papel.

“Este es el principio del fin del flagelo de la contaminación de las bolsas de plástico en Nueva York. Sin embargo, la experiencia demuestra que una tarifa por las bolsas de papel debe acompañar la prohibición propuesta para las bolsas de plástico, para evitar un aumento importante en el desperdicio de papel y la contaminación”, aseguró el colectivo en un comunicado conjunto.

Prohibición de bolsas de plástico