Cuomo quiere prohibir las bolsas de plástico en todo NY

El gobernador presenta una propuesta de ley que entraría en vigor el 1 de enero de 2019
Cuomo quiere prohibir las bolsas de plástico en todo NY
Las bolsas de plástico provocan un gran impacto medioambiental
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El gobernador Andrew Cuomo presentó este lunes un propuesta de ley que tiene como objetivo prohibir las bolsas de plástico de un solo uso en todos los puntos de venta del estado de Nueva York.

La iniciativa, que entraría en vigor el 1 de enero de 2019, se presenta después de la publicación en enero pasado de los resultados de un análisis realizado por el equipo de trabajo nombrado por Cuomo sobre las bolsas de plástico, en el que se destacaba el impacto medioambiental y se recogían medidas para proteger los recursos naturales, así como para prohibir su uso en todo el estado.

La plaga de bolsas de plástico provoca un daño devastador a nuestras calles, nuestra agua y nuestros recursos naturales, y necesitamos tomar medidas para proteger nuestro medio ambiente”, declaró Cuomo.

La prohibición sería para el uso, solo una vez, de estas bolsas, pero se aplicaría para las bolsas de basura o para las que se usan para envolver vegetales o carnes.

 

Mientras otros estados continúan luchando contra los costes ecológicos y financieros asociados al uso de bolsas de plástico, el estado de Nueva York está actuando para implementar leyes que las prohíban. Así, Cuomo lanzó en marzo de 2017 el equipo de trabajo para las bolsas de plástico del estado de Nueva York.

La Agencia para la Protección Medioambiental de los Estados Unidos estima que el 80% de la contaminación por plástico en los océanos se origina en la tierra, incluyendo bolsas de plástico. Los neoyorquinos usan 23 mil millones de estas bolsas cada año, que no son biodegradables y persisten durante años.

Actualmente, diez ciudades y condados en Nueva York han aprobado ya la prohibición de usar bolsas de plástico. Se estima que su restricción en todo el estado produzca un ahorro de $12.5 millones de dólares en costes de eliminación.

 

?>