Las diez razones por la que Trump podría ser un agente ruso

Crecen las dudas a raiz de la investigación del FBI para establecer si Trump trabaja para Rusia
Las diez razones por la que Trump podría ser un agente ruso
El presidente estalló furioso cuando le preguntaron si era un agente ruso
Foto: MIKHAIL KLIMENTYEV / AFP/Getty Images

Tras la tormenta política que se desató el fin de semana al darse a conocer que el FBI había iniciado una investigación para determinar si el presidente Donald Trump era un agente ruso las conjeturas no paran de darse a conocer.

Max Boot del Washington Post publicó uno a uno los distintos indicios que podrían haber llevado al FBI a iniciar la investigación dejando al descubierto la razones que ponen a muchos a pensar sobre la verdadera conexión entre Trump, Rusia y su líder Vladimir Putin.

Esta serían las diez pruebas que sugieren que Trump podría ser un agente ruso:

Trump tiene una larga historia financiera con Rusia.  “De 2003 a 2017, la gente de la antigua URSS realizó 86 compras en efectivo de las propiedades de Trump, por un total de $ 109 millones. Tal como lo resumió Jonathan Chait en un artículo de New York Magazine.

-Las familia Trump ha sido clara de la conexión e importancia de los rusos para sus negocios e intereses. “Los rusos constituyen una sección bastante desproporcionada de muchos de nuestros activos”, dijo Donald Jr. en 2008. “No confiamos en los bancos estadounidenses. “Tenemos todo el financiamiento que necesitamos de Rusia”, se jactó Eric Trump en 2014.

-Según la declaración de culpabilidad del abogado Michael Cohen de Trump de mentir al Congreso, Trump incluso estaba persiguiendo su sueño de construir una Torre Trump durante la campaña de 2016 con la ayuda de un asistente de Vladimir Putin.

Trump alentó a los rusos a piratear los correos electrónicos de Hillary Clinton el 27 de julio de 2016. “Rusia, si está escuchando” dijo el magnate el mismo día en que los piratas informáticos rusos intentaron atacar los servidores personales y de campaña de Clinton.

– Hubo, según el Proyecto de Moscú, “101 contactos entre el equipo de Trump y los agentes vinculados a Rusia” y “el equipo de Trump trató de cubrir a cada uno de ellos”. El más infame de estos contactos fue el 9 de junio de 2016 cuando se reunieron en la Torre Trump un alto mando de la campaña de Trump y un emisario del Kremlin que prometía información incriminatoria de Hillary Clinton.

– La campaña de Trump estuvo llena de individuos como Carter Page, George Papadopoulos, Paul Manafort, Rick Gates y Michael Flynn, con vínculos sospechosamente cercanos a Moscú.

– Manafort, quien dirigió la campaña de Trump de forma gratuita y estaba muy endeudado con un oligarca ruso, ahora admite haber ofrecido a su socio de negocios ruso, que se sospecha que tiene vínculos con la inteligencia rusa, datos de encuestas que podrían haber sido utilizados para atacar a la sociedad rusa así como para una campaña mediática a favor de Trump.

– Una vez en el cargo, Trump despidió a Comey para detener la investigación de la “Trama Rusa” y luego se jactó de haberlo hecho frente al embajador ruso y al ministro de Relaciones Exteriores, al tiempo que compartía con ellos información secreta.

– Trump se ha negado a reconocer consistentemente que Rusia interfirió en las elecciones de Estados Unidos y muchos menos ha movilizado esfuerzos dentro de su gobierno para detener cualquier tipo de interferencia futura. Por el contrario el magnate ha aceptado las protestas de Putin de que los rusos no se entrometieron en la elección a pesar de que todas las agencias de inteligencia de EEUU dicen lo contrario.

– Trump ha mostrado su apoyo a los líderes populistas y prorrusos en Europa, como Viktor Orban en Hungría y Marine Le Pen en Francia.

– Trump ha elogiado a Putin como “un líder fuerte” mientras destrozaba a casi todos los demás, desde celebridades, deportista y líderes de naciones aliadas. Trump incluso elogió a Putin por expulsar a los diplomáticos de EEUU, Y, a pesar de las instrucciones de sus ayudantes de “NO FELICITAR”, felicitó a Putin por haber ganado una reelección manipulada.

-Trump “se ha esforzado extraordinariamente para ocultar los detalles de sus conversaciones con Putin, incluso en al menos una ocasión de tomar posesión de las notas de su propio intérprete e instruir al lingüista para que no discuta lo ocurrido con otros funcionarios de la administración.

Trump está retirando a las tropas estadounidenses de Siria, entregando ese país a Rusia y su aliado Irán.

– Trump no ha hecho nada en respuesta al ataque ruso a los barcos ucranianos en aguas internacionales, lo que fomenta una mayor agresión rusa.