Legisladores piden a Trump castigar a Guatemala tras salida de Cicig

La salida repentina de la Cicig ha provocado un gran revuelo a nivel internacional
Legisladores piden a Trump castigar a Guatemala tras salida de Cicig
La misiva fue liderada por la legisladora demócrata, Norma Torres, de origen guatemalteco.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Un grupo de 45 representantes de la Cámara Baja estadounidense pidieron hoy al presidente, Donald Trump, que castigue al Gobierno de Guatemala tras la polémica salida de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dedicada a la lucha contra la corrupción.

“Le pedimos que tome medidas urgentes para defender el estado de derecho en Guatemala y evitar una mayor desestabilización de la región”, escribieron los legisladores en una carta enviada hoy a Trump.

En esa misiva, liderada por la legisladora demócrata Norma Torres, de origen guatemalteco, los congresistas destacaron su preocupación ante la falta de acción del Gobierno estadounidense hacia “el comportamiento antidemocrático” del Ejecutivo del presidente Jimmy Morales.

Los legisladores urgieron a Trump a condenar públicamente las acciones del Gobierno de Guatemala, suspender la asistencia que brinda a ese país y sancionar a los cargos públicos corruptos con restricciones de viaje y sanciones financieras.

El año pasado, Morales informó de que no renovaría el mandado de la Cicig, que vencía el próximo septiembre; pero el 7 de enero el líder guatemalteco anunció su fin inmediato, y definitivo por la supuesta “violación grave” de las leyes nacionales e internacionales por parte del organismo.

La decisión de Morales fue suspendida de manera provisional por el Tribunal Constitucional de Guatemala, aunque su personal ya ha abandonado el país.

“La débil respuesta del Gobierno (estadounidense) a esta provocación ha envalentonado al Ejecutivo (guatemalteco) y sus aliados, quienes enfrentan múltiples investigaciones de corrupción tanto de la Cicig como de los fiscales guatemaltecos”, afirmaron los congresistas de EE.UU.

La salida repentina de la Cicig ha provocado un gran revuelo a nivel internacional y grandes potencias mundiales han expresado una “profunda decepción” por la decisión unilateral de Morales.

Estados Unidos es uno de los países que más fondos ha aportado a la Cicig, con más de 37 millones de dólares desde su creación, y ha apoyado su trabajo para investigar y desmantelar las estructuras criminales que operan dentro del Estado de Guatemala.

Después de que Morales cesase anticipadamente la misión de la Cicig, la respuesta del Gobierno de EE.UU. ha sido bastante tenue y hasta hoy se limita a un comunicado de la embajada estadounidense en Guatemala, que instó a “preservar la paz” en medio de un clima de polarización y tensión.