MTA confirma oficialmente que el tren L no será cerrado

La Junta Directiva acuerda, sin necesidad de realizar una votación, seguir con el plan presentado por el gobernador Cuomo
MTA confirma oficialmente que el tren L no será cerrado
Al menos 250,000 personas dependen del tren L diariamente para movilizarse.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Luego de la reunión de emergencia que realizó el pasado martes la Junta Directiva de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), para analizar el nuevo plan presentado por el gobernador Andrew Cuomo para reparar el tren L sin cerrarlo, la agencia anunció este viernes que está de acuerdo en seguir con lo propuesto por el mandatario.

Tras esa reunión de emergencia, se informó que la MTA ahora debería decidir una fecha para llevar a cabo un voto final sobre el plan de Cuomo, pero este viernes trascendió que esa votación ya no sería necesaria, porque los directivos decidieron confirmar oficialmente que aceptarán la recomendación del Gobernador, de hacer las reparaciones del túnel Canarsie sin que se tenga que suspende el servicio por 15 meses, como originalmente se propuso.

“La suspensión completa del servicio en ambos túneles, como se había planeado a partir del próximo 27 de abril ya no será necesario”, indicó la MTA en un comunicado.

En la propuesta original, la agencia pretendía clausurar el servicio desde esa fecha y hasta por un mínimo de 15 meses, para lo cual se había creado todo un plan de contingencia, preparado durante los pasado 3 años, para atender a más de 250,000 personas que dependen de esa línea diariamente para movilizarse.

Y aunque no se dio una fecha exacta para que comiencen los trabajos de reparación, voceros de la agencia indicaron que serán “solo semanas” antes que se informen los detalles del proceso.

“Anticipamos que sí tendremos que cerrar una de las vías del túnel en las noches y los fines de semana. Sin embargo, el servicio en ambas vías, entre Manhattan y Brooklyn, seguirá funcionando las 24/7”, indicó la MTA.

Cuomo anunció sorpresivamente su plan el pasado 3 de enero, sin antes consultar a la Junta Directiva de la MTA, lo que provocó muchas interrogantes entre sus miembros, algunos de los cuales criticaron la forma de proceder del mandatario y asegurando que ahora la agencia debía realizar una votación final sobre el nuevo proyecto.

Se espera que con el nuevo plan las reparaciones en el túnel, dañado por el agua salada que lo inundó el paso del huracán Sandy por la Gran Manzana en el 2012, se completen entre 15 a 20 meses, comparado con los 15 meses del plan de cierre original.