Nuestras familias merecen más protecciones como inquilinos

Todos merecemos la misma atención
Nuestras familias merecen más protecciones como inquilinos
Vista de un sector de Upstate NY
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Soy una inquilina residente en Kingston, Nueva York, donde vivo con mis tres mis 10 hijos. Me mudé a Upstate hace 18 años desde el Lower East Side de Manhattan para estar más cerca de mi hijo y mi primer nieto.

Vivo en Sunset Gardens, un edificio de apartamentos de 250 unidades que fue comprado por E&M Management, una corporación que posee más de 150 edificios alrededor del estado de Nueva York.

Nuestros edificios son el hogar de familias que solo están tratando de llevar una vida digna con las condiciones de vida seguras que merecemos.

Cuando compraron mi edificio, lo primero que hicieron fue reducir nuestra calidad de vida. Quitaron nuestra lavandería y dejaron de hacer reparaciones. Empezaron a hacernos pagar por el agua.

Al igual que la ciudad de Nueva York, Kingston está gentrificado, y los caseros quieren ganar dinero con ello. Mi hija de 21 años se mudó conmigo porque no puede encontrar un lugar donde vivir. Formé la Unión de Inquilinos de Kingston y comencé a contraatacar. ¿Su respuesta? Comenzaron a acosarme a mí ya mis hijas.

Me inspiré y me uní al movimiento de inquilinos en todo el estado. Una de las primeras cosas que aprendí es que en Kingston tenemos menos derechos que los inquilinos en la ciudad de Nueva York o en el condado de Nassau.

Este año estoy luchando para exigir que el gobernador Cuomo y la Legislatura estatal no solo refuercen las regulaciones de alquileres en la ciudad de Nueva York, sino que también amplíen las protecciones anti desalojo, el derecho a un contrato de renovación, a todos los inquilinos del estado.

No hay ninguna razón por la cual un inquilino en Kingston deba ser tratado de manera diferente a uno en Westchester. Estoy luchando para asegurar de que todas las comunidades de Nueva York puedan optar por rentas estabilizadas, si así lo desean. Ese es mi sueño.

Estoy unida a otros inquilinos, para exigir que Cuomo mejore las leyes de renta estabilizada. Estamos luchando para cerrar huecos en las leyes que favorecen a caseros y fomenta el alza en las rentas.

El miércoles 23, voy a Albany para pedirle a Cuomo que escuche nuestro mensaje: todos los inquilinos desde Buffalo hasta la punta de Long Island, deberían tener un hogar decente y asequible.

(Juanita Velazquez-Amador, fundadora del Kingston Tenants Union y lider de Upstate/Downstate Housing Alliance).