Tras una década de lucha pasan la Ley de Víctimas de Abuso Sexual Infantil en NY

La legislación aumenta el tiempo que tienen víctimas para presentar demandas civiles contra abusadores e instituciones hasta los 55 años
Tras una década de lucha pasan la Ley de Víctimas de Abuso Sexual Infantil en NY
Tras más de una década, Legislatura estatal aprueba Ley para Víctimas Menores (Child Victims Act)
Foto: Suministrada

A una velocidad extrema los primeros días del 2019 han ratificado que los republicanos dejaron de reinar en la Legislatura estatal. En un tiempo récord la ola demócrata que se apoderó de Albany ha logrado aprobar leyes tan esperadas como el NY Dream Act y la reforma electoral.

Y esta última semana de enero no será la excepción. Apenas este lunes el gobernador Andrew Cuomo se reunió con sobrevivientes y activistas para celebrar la aprobación del Child Victims Act (Ley de Víctimas de Abuso Sexual Infantil) que había sido bloqueada por la mayoría republicana del Senado estatal por más de una década.

El gobernador Andrew M. Cuomo se reúne con sobrevivientes y defensores de la Ley para Víctimas Menores en Albany.

“Esto viene desde hace mucho tiempo. Literalmente hemos estado reuniéndonos y hablando durante años”, dijo el mandatario demócrata durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de Marci Hamilton, profesora de la Universidad de Pennsylvania y CEO de Child USA.

Cuomo no solo celebró que finalmente el proyecto de ley vea una luz al final del camino, también criticó fuertemente a los conservadores del Senado, de quienes dijo fueron “amenazados por la Iglesia Católica“.

“Este tema lo hemos incluido en el presupuesto cada año y lo hemos convertido en una prioridad”, apuntó Cuomo. “Y al final del día, los conservadores del Senado nos frustraron. Ni siquiera creo que fueran los moderados en el Senado, creo que fueron los conservadores en el Senado quienes fueron amenazados por la Iglesia Católica, y por eso se prolongó durante años”.

La Ley, que comenzó su pelea en Albany desde 2004, y que hace parte de la “Agenda de Justicia 2019″ que se aprobará dentro de los primeros 100 días de la Sesión Legislativa 2019, ha sido rechazada por grupos conservadores en Nueva York, y a nivel nacional, a quienes Cuomo les envió un claro mensaje: “Curiosamente, es exactamente lo contrario de lo que está pasando en Washington, ¿verdad? En cada uno de estos problemas, los conservadores en Washington van por un lado, el Estado de Nueva York va por el otro lado”.

El mandatario neoyorquino agregó que, “aprobamos el Acta de Salud Reproductiva, mientras ellos quieren anular Roe v. Wade. Vamos a pasar las [reformas de] seguridad de armas, ellos van a estar 100% a favor de la Segunda Enmienda. Dijimos Dream Act para inmigrantes, ellos quieren construir un muro. Y la Ley de Víctimas Infantiles es solo una de estas”.

¿Cuáles son los cambios?

La nueva Ley de Víctimas de Abuso Sexual Infantil otorgará a los sobrevivientes cinco años adicionales para poder radicar una demanda criminales contra los perpetradores. La ley actual, considerada una de las peores en todo el país, no permite que una persona, una vez haya cumplido 23 años, pueda denunciar un caso de abuso sexual que ocurrió cuando era niño, lo que se conoce como ‘statute of limitations’ (plazo límite). Con la nueva medida, se cambia la edad hasta los 28 años.

Además, se permite que se puedan presentar querellas civiles hasta que las víctimas cumplan 55 años.

Y una de los cambios más importantes con la nueva ley, es que se incluye una provisión que abre un periodo de un año, una ‘ventana retroactiva’, para que víctimas que no habían podido presentar una denuncia debido al plazo límite, puedan iniciar un acción civil en contra de sus agresores.

Además, según los documentos, la medida trataría a las entidades públicas y privadas por igual al eliminar la notificación actual de las disposiciones sobre reclamaciones para entidades públicas, y aclarar aún más que las entidades públicas y privadas están sujetas a la ventana de retroactividad.

Nueva ley

Para los patrocinadores del proyecto de ley, la asambleísta Linda Rosenthal y el senador Brad Hoylman, ambos demócratas de Manhattan, quienes han estado al frente de la lucha por un largo tiempo, “es momento de que se haga justicia”.

“Los sobrevivientes, que han sufrido tanto dolor en sus vidas y han sido silenciados durante tanto tiempo, por primera vez tendrán la potestad de presentar sus casos públicamente -en un tribunal de justicia- contra sus abusadores y las instituciones que los han protegido”, dijo Rosenthal. “Si bien no podemos borrar el pasado, estoy muy orgullosa de que aquí en el estado de Nueva York estemos tomando el lado de las víctimas y los sobrevivientes, protegiendo a los niños y viendo que los abusadores rindan cuentas”.

Entre tanto, Holyman destacó que finalmente se logrará asegurar que “abusos así no sucedan en el futuro.

“El Estado de Nueva York reconoce su dolor y se asegurará de que nuestros hijos en el futuro no tengan que sufrir como ustedes lo hicieron”, apuntó Holyman. “Gracias por su incansable defensa en favor de los sobrevivientes”.

El fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, también celebró la histórica jornada, en la que aseguró es “trascendental para los sobrevivientes de agresión sexual, y para todos aquellos que lucharon en su nombre”.

“Nuestras leyes ahora reflejan la realidad de que los sobrevivientes de abuso infantil no pueden comenzar a lidiar con ese trauma, mucho menos informarlo a las autoridades, hasta años después”, expresó Vance. “Pero el paso del tiempo hace que los abusadores no sean menos responsables de sus acciones y del dolor que sufrieron sus víctimas”.

Lucha por la justicia

De no ser por la “ola azul” que llegó a Albany, el 2019 marcaría un año más en la “lucha por justicia”, recalcó Hamilton, quien desde su posición directiva en Child Usa, una organización sin fines de lucro dedicada a proteger a los niños y prevenir el abuso, viene trabajando en impulsar el Child Victims Act.

“El sistema de justicia dio la espalda a las víctimas en el estado de Nueva York, uno de los peores estados del país. Y hoy, eso va a cambiar. Los republicanos fueron la razón para bloquear la legislación”, alegó Hamilton. “Este es un día histórico en Nueva York y una victoria para la justicia largamente esperada y merecida”.

Y es que así como lo explicó Hamilton, la lucha de las víctimas, apoyada por activistas en pro de los derechos de neoyorquinos abusados cuando eran menores, ha sido incansable. Para ellos, las grandes barreras han sido la batalla contra representantes de la Iglesia Católica, que, según aseguran, se han negado a tomar responsabilidad de los abusos.

El mismo gobernador reclamó a los líderes religiosos por “esconder la verdad”.

“No se puede llegar a una resolución sin la verdad y hay tanta gente y tantas instituciones que simplemente no quieren escuchar la verdad. Simplemente no quieren escucharlo, quieren negar que alguna vez sucedió y decir: ‘es desagradable, tiene malas consecuencias para mí'”, explicó el líder neoyorquino.

La asambleísta y patrocinadora del proyecto de ley, Linda Rosenthal.

Un nuevo comienzo

Uno de los que hoy no sale de su asombro es Steve Jimenez, un neoyorquino hijo de inmigrantes hispanos que fue abusado por su maestro de lectura por casi cuatro años, y quien dedicado gran parte de su tiempo en los últimos 12 años para impulsar que esta ley se convierta en realidad.

Jimenez, fundador de la organización Neoyorquinos Contra los Depredadores Ocultos, quien se unió a Cuomo en Albany para celebrar la legislación, aseguró que ahora la lucha debe continuarse a nivel nacional.

Corey Feldman, Sarah Powers Barnhard, Kathryn Robb y Steve Jiménez, de CHILD USA.

“Esto es muy poderoso para mi personalmente y emocionalmente, pero también pienso que es algo histórico para todos los sobrevivientes, activistas y organizaciones que han trabajado por tanto tiempo”, dijo el líder de 65 años, quien aún recuerda los días de abuso cuando su maestro, sacerdote de la orden javeriana, lo llevaba a ‘casas de baño’ en Coney Island, donde asegura, se reunían hombres para abusar de otros menores.

Para él, la misión ahora está en continuar su trabajo en otros estados donde se necesite la fuerza para pasar proyectos de ley similares.

“Nuestro trabajo no se va a terminar. Ahora estamos discutiendo cómo continuar creando conciencia en otros estados”, concluyó Jimenez.

En un comunicado, los Obispos Católicos del Estado de Nueva York indicaron: “Oramos para que la aprobación de la Ley de Víctimas Infantiles ofrezca cierto grado de sanación a todos los sobrevivientes, ofreciéndoles un camino de apoyo y reconciliación. La legislación ahora reconoce que el abuso sexual infantil es un mal que no solo se limita a una institución, sino también una trágica enfermedad social que se debe abordar en todos los lugares donde exista”.

“Lamentablemente, nosotros en la Iglesia conocemos muy de cerca el devastador estrago de los abusos contra los sobrevivientes, sus familias y la comunidad extendida. Cada diócesis católica en Nueva York ha tomado medidas importantes para apoyar a los sobrevivientes del abuso sexual infantil, incluyendo la implementación de programas de reconciliación y compensación. Estamos orgullosos de que estos programas pioneros no solo hayan ayudado a más de mil sobrevivientes de abuso por parte del clero en Nueva York, sino que también se hayan convertido en un modelo de cómo ayudar a los sobrevivientes en otros estados y en otras instituciones”, agregaron.

La ley:

  • Las víctimas que sobrevivieron a abusos sexuales cuando eran niños podrán presentar demandas criminales hasta los 28 años, en lugar de los 23 años actualmente.
  • Para los casos civiles que involucran delitos sexuales contra un menor, el estatuto de limitaciones no se aplicará y se permitiría una demanda por parte de la víctima hasta que esta cumpla 55 años.
  • También incluye una ventana “retroactiva” para las víctimas adultas que anteriormente estaban prohibidas por el plazo límite, para que puedan demandar durante un período de un año.
  • Le dará a la Policía más tiempo para presentar cargos contra los abusadores.