Trump pronostica que la férrea Corea del Norte será una gran potencia económica

Su segunda reunión con Kim Jong-un será en la capital de Vietnam el 27 y 28 de febrero
Trump pronostica que la férrea Corea del Norte será una gran potencia económica
Kim Jong-un y Donald Trump se reunieron en Singapur en junio 2018
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

El mandatario Donald Trump anunció que su segunda cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un tendrá lugar en la capital vietnamita, Hanoi, el 27 y 28 de febrero.

“Mis representantes acaban de irse de Corea del Norte tras una reunión muy productiva y un acuerdo sobre el lugar y la fecha para la segunda cumbre con Kim Jong-un”, anunció el mandatario ayer en su cuenta de Twitter.

¡Espero verme con Kim Jong-un y avanzar en la causa de la paz!”.

En otro mensaje, Trump afirmó que “bajo el liderazgo de Kim Jong-un, Corea del Norte se convertirá en una gran potencia económica”.

“Puede que (Kim Jong-un) sorprenda a algunos, pero a mí no me sorprenderá, porque he podido conocerle y entiendo perfectamente lo capaz que es. Corea del Norte se convertirá en un tipo de cohete distinto: ¡uno económico!”, añadió el mandatario.

Los detalles sobre la cumbre que anunció ayer Trump los pactaron su enviado especial Stephen Biegun y su homólogo Kim Hyok-chol, en Pionyang.

Biegun viajó a Pionyang el miércoles tras pasar por Seúl, donde se reunió con los máximos responsables de la seguridad surcoreana.

La de Hanoi será la segunda cumbre que mantendrán Kim Jong-un y Trump después de la celebrada el pasado junio en Singapur, donde acordaron trabajar para la desnuclearización de Corea del Norte, a cambio de que Washington garantice la continuidad del gobierno que controla férreamente ese país.

El diálogo entre los dos se considera estancado desde ese encuentro en Singapur.

Trump ya comentó esta segunda cumbre con Kim Jong-un el martes durante su discurso sobre el Estado de la Nación Trump, como parte de una “nueva diplomacia audaz” con la que su gobierno se ha embarcado en una “histórica búsqueda de la paz en la península coreana”.

“Si no me hubieran elegido presidente de Estados Unidos, ahora mismo, en mi opinión, estaríamos en una guerra enorme con Corea del Norte, con millones de personas potencialmente asesinadas”, aseguró el mandatario ese día en el Congreso.