Ciclistas piden al NYPD mayor atención para atender reportes de incidentes

Policía admite errores en el manejo del caso de un pedalista, víctima del portazo de un auto en Queens, y aunque advierten que estas fallas no son comunes, líderes y activistas lo refutan
Ciclistas piden al NYPD mayor atención para atender reportes de incidentes
Ciclistas en Nueva York
Foto: Edwin Martinez / El Diario

El pasado 14 de febrero, en pleno Día de San Valentín, y mientras se desplazaba en su bicicleta en Long Island City, Queens, Juan Rodríguez se convirtió en uno de los 52 ciclistas que esa semana se vieron envueltos en accidentes de tránsito en Nueva York, lo que representa un 68% más de incidentes para pedalistas, comparando el mismo período con el año anterior.

El joven, de 19 años, resultó con golpes en la cabeza, el labio superior lacerado y heridas en el rostro, la nariz y la rodilla, luego de que un auto estacionado en la calle 34, frente a una lavandería, cometió la imprudencia de abrir la puerta, cuando el ciclista se acercaba. Según versiones del joven, el conductor del Jaguar que cometió la imprudencia, se mostró más preocupado por el estado de su carro, y al ver la condición del ciclista, solo le ofreció una servilleta para que se limpiara la sangre y se fue del lugar sin auxiliarlo.  Un total de 6 ciclistas han muerto debido a portazos de automotores desde 2012, de los cuales 2 muertes ocurrieron el año pasado, sin mencionar la cifra de lesionados, que es desconocida.

“Es muy triste que este tipo de cosas pasen con nosotros. La gente tiene que tener precaución y mirar quien va por la vía. Si hubiera ido más rápido me hubiera podido haber matado, como pasó el año pasado con otro muchacho en Long Island City”, asegura bastante adolorido, el colombiano. “Yo iba tranquilo en mi bicicleta, cuando este conductor irresponsable abrió la puerta, sin darme tiempo de frenar y quedé incrustado allí. Me di en la cabeza con la puerta y me rompí el labio. Me di en las piernas, se me dañó mi bicicleta, quedé aturdido, me duele todo el cuerpo y mi celular quedó casi inservible. Pero lo peor fue ver que al tipo no le importó lo que hizo”.

Y aunque por fortuna el adolescente recibió la ayuda de una empleada de una lavandería, quien llamó al 911, al lugar llegó una ambulancia que lo trasladó hasta el hospital Monte Sinaí, de Astoria, donde lo atendieron de emergencia, pero la policía no apareció en el lugar de los hechos, lo que ha dificultado responsabilizar al conductor.

“La ambulancia esperó a la policía como por 20 minutos, pero al ver que no llegaban, me llevaron a que me atendieran y me cogieran puntos en la boca. Luego llegaron dos policías al hospital, les conté lo que me había pasado, pero me dijeron que ellos no podían tomar el reporte, porque no me quedé en el lugar de los hechos, y que tenía que ir a hacerlo directamente al precinto 114”, comenta el ciclista, explicando que la importancia del reporte en esos casos es para que el responsable asuma los gastos del hospital, que en su caso, ya superan los $3,000. Él no tiene como pagar.

El ciclista Juan Rodríguez sufrió un accidente cuando un carro lo embistió al abrir su puerta

“Esa misma noche fui al precinto con un amigo que me acompañó para intentar traducirme, le dijimos lo que pasó al oficial que nos atendió y que teníamos las placas del carro para ver si así podían dar con el tipo, pero nos dijo que tampoco podían tomarme el reporte, porque no estaba en la escena. Y cuando pedimos el servicio de hablar con alguien en español, y dijimos que hay una ley que da ese derecho, nos respondió que no hay ninguna ley que diga que en los precintos debe haber gente que hable español, y nos fuimos”, dice Rodríguez, destacando que le dolió sentir que el NYPD le estaba dando la espalda.

“Me sentí defraudado por la policía, a la que tengo en un lugar muy alto y de respeto. Sentí que me estaban dejando solo, y sin siquiera ayudarme para algo tan básico, como poder tomar un reporte. Fue como si el carro me dio un portazo y el NYPD también”, agregó, con frustración el ciclista, quien acudió hasta la oficina del concejal de Astoria, Costa Constantinides a buscar ayuda.

El político pidió a las autoridades que no resten importancia a los accidentes ocasionados con portazos de automóviles y que los traten con el mismo rigor de otros incidentes.

“Por lo general los agentes de la ley también deben tomar estos choques tan serios como lo harían con otros vehículos o peatones. Los problemas planteados aquí son preocupantes y los estudiaremos más a fondo”, dijo el concejal del Distrito 22, recalcando que la seguridad de los ciclistas debe ser una preocupación seria en todo el oeste de Queens. “Este desafortunado incidente demuestra que necesitamos una mejor infraestructura de bicicletas en nuestros vecindarios, que proteja a las personas que manejan bicicletas’, agregó Costantinides. “Los conductores deben estar atentos al compartir la carretera con ciclistas y peatones. También deben tener cuidado al abrir puertas, lo que puede provocar incidentes trágicos como este”.

Erwin Figueroa, organizador comunitario de la asociación Transportation Alternatives, que vela por la protección de ciclistas y peatones, aseguró que el caso del ciclista colombiano es un “claro ejemplo” de lo que a menudo tienen que enfrentar muchos pedalistas, víctima de conductores irresponsables que no reciben el apoyo de la policía.

“Esto es una epidemia que está pasando en las calles de Nueva York y no podemos ocultarlo, y muchas veces, cuando ocurre un incidente con quienes usan sus bicicletas para transportarse o como medio de recreación, muy pocas veces hay una acción de las autoridades sobre esto”, dijo el activista, señalando a la policía de negligente al no cumplir el mandato del Código penal del Estado que ordena que cuando hay heridos en un incidente de tránsito se tienen que investigar los hechos. “Tenemos miembros de organizaciones hermanas que han sido atropellados por conductores, o recibido golpes con puertas de carros, y en muchos casos no reciben ningún tipo de solución, por la actitud con la quela policía asume las cosas. Después tienen que recurrir a casos legales, con abogados, simplemente porque la policía no hace el reporte necesario, como debe ser. Eso es injusto y eso tiene que cambiar”.
Figueroa hizo un llamado a las autoridades municipales, para que busquen mecanismos que garanticen que los ciclistas y peatones que sean víctima de conductores, puedan tener al menos un reporte para que se inicie una investigación.

“De esta manera aumentarían las oportunidades para atrapar a quien hizo daño. Es muy triste ver como en muchos casos en Nueva York muchos ciclistas han fallecido sin ningún tipo de justicia”, dijo el representante de Transportation Alternatives, al tiempo que urgió a que se impulsen leyes fuertes contra los accidentes por portazos, también. “Eso enviaría un mensaje de que es fundamental que cada persona que abra la puerta esté mirando, pues hace la diferencia entre la vida y la muerte”, agregó el organizador, recalcando que pese a los resultados de las iniciativas de la Administración De Blasio, como el programa Visión Cero, aún falta más educación e infraestructura.

Por errores de procedimiento de los oficiales, Juan Rodriguez, quien sufrió heridas en el rostro, no pudo levantar e l reporte de su accidente, pero el NYPD ya lo contactó para prestarle ayuda

“Visión Cero ha tenido buenos resultados, ha reducido significativamente los fallecidos en colisiones de tráfico, involucrando autos, pero en Nueva York ha subido la cantidad de personas que han sido lastimadas y muertas en sus bicicletas. Hay muchas ciclovías, pero no están conectadas a una red protegida”, aseguró el líder comunal.

Cifras del NYPD revelan que la situación de los ciclistas es tan alarmante, que tan solo en enero pasado el número de pedalistas heridos en colisiones fue de 210, y 3 perdieron la vida, uno de ellos el día de Año Nuevo en Brooklyn, cuando un taxi estacionado abrió una puerta que lo empujó hacia otro vehículo que lo embistió, en un hecho similar al de Rodríguez.

Claudia Corcino, de la organización Ciclistas Latinoamericanos de Nueva York, manifestó que para garantizar la seguridad de los ciclistas, la policía debería incrementar acciones de cumplimiento de las normas de los conductores y éstos podrían cambiar hábitos de manejo como los de estacionamiento, con lo que a veces obstaculizan las ciclorutas y vías peatonales. Asimismo destacó que para evitar hechos que lamentar producto de portazos a ciclistas, los conductores deberían adoptar la maniobra de abrir la puerta con el brazo contrario al de la puerta para asegurarse que no hay ciclistas en esa dirección.

La defensora de los derechos de los ciclistas pidió además a la policía asumir con responsabilidad su obligación de levantar reportes, a fin de que las víctimas no tengan que lidiar con cargas innecesarias y puedan recibir un beneficio que ofrece el Estado para cubrir gastos médicos.

“Estos reportes se necesitan para poder aplicar al seguro del Estado contra todo riesgo, más conocido en inglés como ‘State no Fault insurance’, a traves del Motor Vehicle Accident Indemnification Corporation. “MVAIC” requiere un reporte de la policía que sea hecho dentro de 24 horas del choque, de lo contrario este no tendrá algún beneficio para la víctima”, explicó Corcino. Este seguro entrega hasta $25,000 en cobertura de responsabilidad civil, si la víctima ha sufrido una lesión grave, pero se niega a pagar si no hay un informe policial.

El presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, se mostró preocupado con el aumento de casos de tránsito que envuelven a ciclistas y se sumó a las denuncias sobre la falta de mayor diligencia por parte de la policía a la hora de garantizar el derecho de las víctimas a levantar reportes.

“La ciudad de Nueva York tienen la responsabilidad de garantizar que los ciclistas, peatones, choferes y cualquier ciudadano, inmediatamente solicite hacer un reporte, tenga el derecho a llenarlo, y un caso como el de este muchacho es suficiente para pedir que se haga una investigación de por qué hubo fallas, y corregirlas inmediatamente”, dijo el líder político, quien destacó que aunque hay que avalarle a la policía que ha mejorado sus relaciones con la comunidad, falta trabajar mucho en los reportes para que no se vulnere los derechos de los neoyorquinos. “Yo mismo he visto cómo en algunos casos la policía se niega a llenar reportes inmediatamente y hemos tenido que intervenir, y no podemos permitir que sigan ocurriendo esas fallas como en el caso de este ciclista que tenía todo su derecho protegido, tan pronto lo solicitó una vez, debió ser atendido y si tampoco ocurrió en el segundo intento, eso debe ser tratado con gran alarma”.

El Concejal Ydanis, quien es uno de los candidatos para el puesto de Defensor del Pueblo, agregó que urgen medidas legislativas que frenen a los conductores imprudentes, especialmente a los que se van de la escena de los accidentes, por lo que destacó que está moviendo ese tema desde su curul.

“El caso de este joven, aunque el carro hubiera estado parado es un caso de ‘hit and run’, porque el conductor se fue del lugar, y tenemos que asegurarnos de que en Nueva York deben tratarse con la misma seriedad, sin importar si se trata de un ciclista o un peatón, porque esto se ha vuelto una epidemia que tenemos que erradicar. He introducido un lenguaje de legislación para asegurarnos de que ningún casos de ‘hit and run’ quede sin castigo”, advirtió el político dominicano, destacando que el año pasado hubo 44,000 casos de ‘hit and run’ en Nueva York, de los cuales 4,000 personas fueron a parar a hospitales. “Una persona en promedio muere en hospitales en esta ciudad por estas acciones irresponsables”.

En diálogo con El Diario, el NYPD reconoció que en el caso particular del ciclista Rodríguez, hubo fallas en la manera como los oficiales que tuvieron contacto con el joven manejaron la situación, pero negó que este tipo situaciones ocurra mucho, como denuncian los activistas. Al mismo tiempo aprovechó para explicar que el código de tránsito indica que si una persona sufre un accidente y resulta herida, y la policía no llega a tiempo a la escena, antes de que se haga el trasladado al hospital, los agentes deben tomar el reporte en el centro médico, o en su defecto, los afectados tienen un plazo de hasta cinco días para hacerlo directamente en la estación de policía.

“En este caso, cuando los oficiales llegaron al sitio, la ambulancia ya se había ido con el joven. Luego respondieron al hecho en el hospital, y en ese instante estaban supuestos a tomar el reporte, pero no lo tomaron, porque no entendían el proceso. Ellos pensaban que como el joven se fue de la escena, ya no se podía coger el reporte, pero ellos estaban supuestos a tomar el reporte”, aseguró el sargento Carlos Nieves, vocero del NYPD, agregando que ya se pusieron en contacto con el ciclista afectado para que pueda levantar el reporte y hacer una investigación.

El funcionario agregó que solamente cuando hay un accidente en el que no hay heridos, si se abandona la escena de los hechos, la policía ya no puede tomar un reporte, y en esos casos, es necesario diligenciar una denuncia del incidente ante el Departamento de Motores y Vehículos del Estado.

Usuarios de bicicletas piden mayores medidas de seguridad en diferentes puntos de la ciudad para no tener la misma suerte de Gelacio Reyes

Sobre las quejas de falta de apoyo de traducción en las estaciones de policía, Nieves advirtió que el NYPD garantiza estos servicios y mencionó que si alguien siente su derecho vulnerado por parte de un oficial, exija hablar con un supervisor y si la situación persiste, se puede levantar una queja formal.

“El NYPD se enorgullece de servir a todos los miembros de la comunidad, independientemente del idioma que se habla. Se hará todo lo posible para documentar una queja utilizando uno de los varios métodos de traducción que utilizamos. Sus preocupaciones son importantes y serán documentadas”, dijo el vocero del NYPD. “No queremos que los miembros de la comunidad sientan que no pueden ir a la policía por no hablar inglés. El Departamento tiene varias acciones para traducir y no importa el estatus migratorio”.

Peter Beadle, abogado especializado en la defensa de ciclistas y peatones, mencionó que en casos como el de Rodríguez, la policía debe aceptar hacer el reporte y los afectados deben exigir ese derecho. “Es cierto que después de unos días la policía no aceptará un informe. Pero si se fue el mismo día, la policía debería haberlo aceptado. Es muy importante después de un choque, donde la policía no viene a la escena, ir al precinto y presentar un informe. Así que él hizo lo correcto y deberían haberlo aceptado”. El defensor agregó que aunque los daños causados a ciclistas por portazos deberían ser sancionados, eso no ocurre mucho, pero las víctimas pueden iniciar acciones legales.

“Si un conductor no recibe una multa en la escena, es muy raro que se enfrente a una sanción penal. Esto casi nunca sucede. Sin embargo, abrir una puerta a un ciclista, lo que llamamos ‘portazos’, es una violación de la ley de Vehículos y Tráfico, y proporciona la base para una demanda”, dijo el abogado. “Luego podría entablarse una demanda contra el conductor, dependiendo de la gravedad de sus lesiones, y el seguro de automóvil del conductor podría ser responsable de reembolsar al ciclista por su dolor y sufrimiento”.

El concejal Jimmy Van Bramer, de Long Island aseguró que es deber de las autoridades garantizar la seguridad de las calles, peatones, ciclistas y conductores y abogó por la creación de más vías para pedalistas.

“Las carreteras de nuestra ciudad siguen siendo demasiado peligrosas e inaccesibles para los ciclistas. Es por eso que apoyo carriles para bicicletas protegidos y más medidas para calmar el tráfico”, dijo el concejal. “Pero, sobre todo, los conductores deben actuar con precaución en las carreteras y aprender a respetar los métodos de transporte preferidos por otros”.

Ciclistas en Nueva York

A la espera de hacer su reporte del incidente para que las autoridades den con el conductor al que señala como responsable, Rodríguez afirma que su único propósito es que “la persona responsable del accidente asuma su responsabilidad”, y pidió a la policía “que no le cierre las puertas a quienes van a buscar ayuda a denunciar, pues la gente quiere sentir que puede confiar en sus policías”.

Datos sobre incidentes a ciclistas

  • 6 ciclistas han muerto debido a portazos de automotores desde 2012
  • 1 ciclista perdió la vida en enero en Brooklyn víctima de un portazo de un taxi
  • 2 ciclistas murieron el año pasado por portazos de autos en Brooklyn y Queens.
  • 1 ciclista murió en el 2017 en Manhattan por un portazo
  • 210 ciclistas envueltos en incidentes generales de tránsito en enero del 2019
  • 3 perdieron la vida en enero
  • 4 ciclistas han perdido la vida en lo que va del 2019
  • 52 ciclistas envueltos en accidentes de tránsito en Nueva York en la semana de San Valentín
  • 68% fue el incremento, comparado con el año anterior
  • 44,000 casos de ‘hit and run’ hubo en Nueva York en 2018
  • 4,000 personas fueron a parar a hospitales.

Dónde presentar una queja contra el NYPD

  • Si usted considera que el NYPD o un oficial no está atendiendo sus reclamos o está cometiendo acciones de abuso o negligencia, puede comunicarse con la “Civilian Complaint Review Board”, llamando al 1-800-341-2272, sin imporatr su estatus migratorio
  • También puede presentar una queja online en el sitio: https://www1.nyc.gov/site/ccrb/complaints/file-complaint.page
    Grupos de apoyo y ayuda a ciclistas
  • Puede acercarse directamente a su precinto policial y pedir hablar con un supervisor, o llamar a la Oficina de Asuntos Comunitarios del NYPD al 646-610-5323.

Cómo recibir apoyo de grupos de ciclistas

  • Puede contactarse con la Organización de Ciclistas Latinoamericanos de Nueva York, a través de la página: https://www.facebook.com/groups/594516123934176
  • Para hablar con Transportation Alternatives, que vela por los derechos de ciclistas y peatones, puede llamar al: 212 629-8080
  • Para contactarse con la firma de abogados Vaccaro & White, especializados en defensa de ciclistas, puede llamar al 212-577-3040