Sacan de tarima en España a merenguero Manny Manuel por “borracho”; familia trata de contactarlo

El artista, aparentemente, enfrenta otra recaída
Sacan de tarima en España a merenguero Manny Manuel por “borracho”; familia trata de contactarlo
Manny Manuel durante su presentación en el Carnaval Las Palmas de Gran Canaria.
Foto: (Captura / Primera Hora)

La madre del cantante Manny Manuel, Lucy Santiago, no ha podido comunicarse con su hijo desde el día del incidente en que lo bajaron de una tarima en el Carnaval Las Palmas de Gran Canaria el domingo por presentar un comportamiento errático que espectadores adjudicaron a que estaba borracho.

No obstante, la prima del cantante Velmarie Hernández aseguró que doña Lucy y su hija menor Lisette están aferradas a Dios orando para que el artista pueda superar la crisis que ha vivido luego del incidente. Ambas confían en que el productor español Carlos Zerolo, quien se encuentra actualmente con el “Rey de corazones”, está haciendo todo lo posible por lograr su recuperación y conseguirle un tratamiento de rehabilitación.

“Nuestra familia está alineada a los esfuerzos que está realizando su manejador en España, Carlos Zerolo, y totalmente disponible y dispuesta a lo que sea necesario para garantizar el bienestar de Manuel”, dijo tras comunicarse por teléfono con El Nuevo Día este martes.

Poco después, Hernández envió unas declaraciones escritas en las que abundó que Cruz Manuel Hernández -nombre real del artista- llamó a su mamá inmediatamente después del incidente, pero desde entonces no han podido hablar más con él. Sí han conversado con la asistente, supo El Nuevo Día.

Hasta el día de hoy, no tenemos constancia de la situación de Manuel luego del lamentable suceso. Él se comunicó con su mamá luego de que fuera cancelado su evento. No parecía estar tomado en ese momento aunque sí estaba evidentemente afectado emocionalmente por todo lo ocurrido. Después de eso, no hemos sabido nada más de su propia fuente. Hay diferentes versiones sobre su situaciónTodas se contradicen, lo que se ha sumado a la angustia que sufre principalmente su mamá“, lee la comunicación.

Además de su asistente, a Manny Manuel le acompaña el productor que durante décadas ha sido el responsable de llevar artistas de talla internacional a los carnavales de Islas Canarias y fue quien llevó a Manny Manuel a España por primera vez hace más de 20 años, contrató las presentaciones del intérprete de “Cómo duele” en los carnavales de Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Puerto de la Cruz. La del domingo en Gran Canaria sería la primera de las tres presentaciones. Pero tras el incidente que llevó a la concejala Inmaculada Medina a subirse a la tarima y cancelar la presentación, las otras dos restantes fueron canceladas.

El lunes, luego que el Ayuntamiento de Gran Canaria exigiera al artista orocoveño que devuelva cerca de $17,000 que le pagaron en adelanto por la presentación, Zerolo anunció que asumirá el pago para dar así por terminada la controversia contractual “de una manera digna para todos”.

Asimismo, adelantó que lanzó una campaña de recaudación de fondos “crowdfunding” para ayudarlo a tratarse en “el mejor centro de Estados Unidos” luego de “un análisis de profesionales”. “Lo seguiré ayudando siempre”, sostuvo Zerolo en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

La prima de Manny Manuel dijo en entrevista telefónica que se han enterado de lo que ocurre con el artista a través de los medios de comunicación.

Tras un exitoso arranque como solista con el álbum “Rey de corazones” que lanzó en 1994 luego de dejar grupo Sabrosos del Merengue, Manny Manuel ha enfrentado varios incidentes como consecuencia de su problema de alcoholismo.

En diciembre 29 de 2011, la Policía de Puerto Rico lo encontró desorientado, con varias lesiones en el cuerpo y rostro a la orilla de una calle en Condado. Como consecuencia de ese incidente, a principios de 2012, ingresó a una clínica de rehabilitación en Florida, con la ayuda del salsero Bobby Cruz y la cantante Olga Tañón, con quien continuó parte del tratamiento en su casa.

En el 2015, impactó una patrulla de la Policía en Santurce al manejar ebrio. En esa ocasión, arrojó .257 por ciento de alcohol en su organismo mediante prueba de aliento. Posteriormente, en 2017 sufrió heridas leves cuando el auto que conducía se precipitó por un barranco en Naranjito. En esa ocasión, el accidente no fue vinculado con consumo de alcohol.

(Por:  Patricia Vargas Casiano)