Aumentan 50% los homicidios por violencia doméstica en Nueva York

La mayoría de los casos suceden sin que la pareja o el hogar haya tenido episodios con la policía
Aumentan 50% los homicidios por violencia doméstica en Nueva York
Jennifer Irigoyen tenía cinco meses de gravidez
Foto: FACEBOOK

Apenas este mes, un hombre apuñaló a su pareja embarazada en Queens y otro se suicidó tras asesinar a golpes a su novia y su hijo en El Bronx.

Son casos como esos los que han encendido las alarmas preventivas de NYPD, a través de su Unidad de Violencia Doméstica. Pero la jefa adjunta, Kathleen White, dice que la realidad lo dificulta.

Desde el año pasado NYPD vigila de cerca a los denunciados por violencia doméstica que han abusado repetidamente de sus compañeros o familiares. A veces los oficiales incluso visitan sus casas. 

“La lista de reincidencia de violencia doméstica es algo bastante nuevo que recién comenzamos el año pasado”. Aplica para quienes cometen delitos al menos tres veces.

Pero “casi el 75% de nuestros homicidios por violencia doméstica, no tienen antecedentes con la policía. No tenemos antecedentes de esas parejas o sus hogares”, dijo White a NY1 News.

Hasta el domingo 24 de febrero sumaban 12 asesinatos por violencia doméstica en la ciudad en lo que va del nuevo año, en comparación con 8 en el mismo período de 2018. Ello equivale a un incremento de 50%.

El año pasado 55 personas fueron asesinadas en casos de violencia doméstica. Diecinueve de esas víctimas murieron a tiros y 22 apuñaladas. Las otras sufrieron trauma contundente u otro método mortal, según la policía.

La violencia no sólo es común entre parejas adultas en convivencia permanente o parcial, sino también entre adolescentes, aún si no viven juntos. De hecho, febrero fue el mes nacional de prevención de violencia entre parejas jóvenes.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS), aproximadamente 10% de los adolescentes que están en una relación han sido abusados ​​físicamente por un novio o novia.

White destacó que quienes están cerca de las víctimas y los agresores deben conversar con ellos o con especialistas. “Sea un amigo, hable con ellos (…) Cuando sus amigos comienzan a decirles que no es un buen comportamiento, a veces ven la luz “.

Para obtener más información, visite en español la página safehorizon.org o llame al 1-800-621-HOPE (4673). O directamente al 311.