¿Una multa vial o un pleito con el casero podrían afectar el proceso de naturalización ante USCIS?

Los inmigrantes deben dar a conocer toda la información sobre su pasado, para evitar sorpresas
¿Una multa vial o un pleito con el casero podrían afectar el proceso de naturalización ante USCIS?
El proceso de naturalización se puede aplicar en línea o enviar por correo los documentos.
Foto: John Moore/Getty Images

NUEVA YORK – El “buen carácter moral” (GMC, en inglés) es uno de los requisitos básicos para que un inmigrante logre la naturalización en Estados Unidos, tal como se establece en la Parte F de la Ley de Ciudadanía y Nacionalidad (INA, en inglés) y eso podría incluir problemas viales y hasta pleitos con los caseros, por mencionar algunos casos.

La norma básicamente se refiere a que un extranjero respeta las reglas del país y es lo que, indica la ley, evaluarán los oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) cuando una persona solicita la naturalización.

“Si bien USCIS determina si un solicitante ha cumplido con el requisito de GMC en una base de caso por caso, ciertos tipos de conducta criminal automáticamente impiden que los solicitantes establezcan GMC y pueden hacer que el solicitante esté sujeto a procedimientos de deportación”, señala el apartado.

Por ello, organizaciones como Servicios de Migración Católica (CMS, en inglés) y Abogados de Nueva York para el Interés Público (New York Lawyers for the Public Interest/NYLPI, en inglés) se aseguran que los inmigrantes a quienes ayudan en su proceso de naturalización tengan un récord criminal limpio o revelen si enfrentaron algún problema ante cortes, a fin de orientarlos adecuadamente.

Algunos de los conflictos comunes en cualquier ciudad son las multas viales o problemas con caseros, los cuales no deberían representar un problema para los inmigrantes cuando presentan su solicitud de naturalización, indica a pregunta expresa Chloe Moore, coordinadora de Naturalización de CMS.

“Las multas de tráfico no son un problema para el inmigrante, si no es más de $500 dólares o si no resultó en un arresto”, explicó en referencia a que este tipo de multas no rebasan la cantidad mencionada y es poco común que alguien resulte en un arresto, a menos que se persiga un delito.

Insistió que los casos en cortes civiles no tienen un peso negativo para un inmigrante, pero es importante mencionarlos para evaluar su impacto real.

“Lo importante es que la gente no tenga casos pendientes en cortes, si es así deberán esperar (para aplicar por la ciudadanía) hasta que esa corte decida sobre su caso”, agregó Moore.

El 54% de los inmigrantes neoyorquinos son ciudadanos estadounidenses naturalizados, pero hay un estimado de que 660,000 inmigrantes son portadores de “green card”, es decir, podrían naturalizarse. La ciudad de Nueva York también alberga aproximadamente 560,000 inmigrantes indocumentados, una disminución de una población estimada de inmigrantes indocumentados de 618,000 en 2008, reportó en 2018 el Gobierno del alcalde Bill de Blasio.

CMS y NYLPI realizarán su primer taller de 2019 para Residentes Legales Permanentes -a realizarse en Brooklyn este 9 de marzo- que pueden aplicar por la naturalización, tomando como primer requisito haber cumplido los tres o cinco años mínimos con su “green card” para tener acceso al proceso.

Sobre pleitos por renta de vivienda, Moore indicó que tampoco tendría porqué ser un problema ante USCIS.

“No… los asuntos civiles regularmente no son un problema… no es algo que estamos buscando. Generalmente no son un problema”, inistió. “En caso de que resulte en un asunto criminal podría serlo, pero si no, no es necesariamente un problema”.

Hay inmigrantes que evitan enfrentar problemas en cortes civiles por temor a afectar sus casos, pero es importante que se asesoren con un abogado en inmigración, quien ayudará a establecer si el asunto podría derivar en un conflicto.

Annamaria Santamaria, del Programa Pro Bono del de NYLPI, señaló que el programa en conjunto con CMS aplica un cuestionario que permite determinar si un inmigrante puede o no aplicar por la ciudadanía o si deberá recibir otro tipo de orientación.

Destacó que el programa busca llegar a las comunidades cuyos miembros no saben que ya pueden ser ciudadanos de EEUU y que incluso podrían solicitar una exención de pago.

Además de este plan de ayuda, el Gobierno del Estado de Nueva York tiene el programa NaturalizeNY, que ofrece la oportunidad a decenas de inmigrantes de convertirse en ciudadanos, ayudándoles a cubrir el costo del proceso, que es de $725 dólares: $640 para la solicitud y $85 dólares para la fotografía y huellas dactilares.

Moore enfatizó que los portadores de “green card” deben pagar sus impuestos o demostrar con un documento de la Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) que están exentos de ello, sobre todo si desean aplicar ante USCIS por una exención de pago al presentar el Formulario N-400.

La experta indicó que si la autoridad migratoria realiza cambios en los procesos, regularmente esos ajustes aplican a quienes presenten sus solicitudes en fechas posteriores a las modificaciones, no a quienes ya están en revisión.

Sobre los tiempos de respuesta de USCIS, la media sigue siendo entre un año y medio y dos, de acuerdo a su propio sistema de cálculo en línea, a donde también se puede aplicar por este beneficio migratorio.

Por otro lado, oficina de Asuntos de Inmigrantes de la Alcaldía de Nueva York oriente a los inmigrantes –legales e indocumentados– para mejorar sus condiciones en los EEUU, para lo cual sólo tienen que llamar al 311 o  (212) 788-7654.

Para pedir ayuda

Los anteriores consejos aplican a inmigrantes de cualquier parte de los Estados Unidos, pero para quienes viven en la Gran Manzana y quieren obtener la ayuda de Servicios de Migración Católica y NYLPI, deberán:

  • Llamar al 212-225-4400.
  • Tendrán una primera entrevista para definir si pueden aplicar.
  • De aprobar ese primer paso serán inscritos en el taller correspondientes en una fecha y hora determinadas.