Alarma por polvo espeso en el Metro de Nueva York

"Las condiciones de polvo fueron más altas de lo normal" en la estación Bedford Avenue, admitió MTA

Alarma por polvo espeso en el Metro de Nueva York
Estación Bedford Avenue, en Williamsburg, Brooklyn
Foto: Getty Images

La estación Bedford Avenue apareció cubierta ayer de polvo esposo, generando alarma entre los pasajeros, sobre todo al ver que los trabajadores de MTA y la policía llevaban máscaras.

Aparentemente la sustancia es producto de los trabajos del fin de semana en la línea L, lo que ha creado preocupación sobre un posible incremento una vez que comiencen las reparaciones en el túnel dañado.

“El olor es malo, pero lo peor es su sabor”, dijo Sheila Binesh, planificadora de transporte en el Comité Asesor de Ciudadanos Permanentes (PCAC) a MTA, quien usa esa estación. “Tuve que poner mi bufanda sobre mi boca”, comentó a New York Post.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) inicialmente tenía la intención de cerrar el túnel del tren L que une a Brooklyn y Manhattan durante 15 meses por las reparaciones a partir de abril, pero el gobernador Andrew Cuomo anunció un plan alternativo el 3 de enero con servicio reducido de noche y fines de semana.

Los críticos del plan de desaceleración de Cuomo han estado advirtiendo durante meses que podría poner a los pasajeros en medio de nubes de polvo de sílice, sustancia dañina a los pulmones. Ahora, dicen que la capa de polvo en Bedford Avenue evidencia que MTA ya está poniendo en riesgo a los usuarios.

“Si los trabajadores están usando máscaras, ¿qué tan seguro puede ser para los pasajeros?”, se preguntó Lisa Daglian, directora ejecutiva del PCAC.

Un portavoz de MTA dijo ayer en un comunicado que, aún cubierta de polvo, la estación es segura para los usuarios. “El monitoreo muestra que la calidad del aire en la estación es segura y que las condiciones de polvo fueron más altas de lo normal por poco tiempo temprano esta mañana”.