Con $600 millones esperan rescatar Penn Station del deterioro y la congestión

El proyecto, que aún se está diseñando, planea casi duplicar la anchura del corredor principal

Con $600 millones esperan rescatar Penn Station del deterioro y la congestión
Es la estación de trenes más concurrida de Norteamérica
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Los usuarios de Penn Station podrán disfrutar de un terminal de trenes y Metro más iluminado, espacioso y accesible, ahora que la junta de la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) aprobó un proyecto de modernización de $600 millones de dólares.

Con ello, los funcionarios prometen que el deteriorado terminal de Long Island Rail Road (LIRR) será un centro de tránsito de “clase mundial” .

El proyecto, que los funcionarios de la MTA esperan comenzar este año, ampliará las pasarelas, elevará el techo y agregará escaleras mecánicas desde el principal vestíbulo directamente a la 7ma Avenida, a través de un nuevo pabellón de entradas y salidas con vista al Empire State.

El plan, que aún se está diseñando, marca una de las renovaciones más significativas del terminal de LIRR desde que la Estación Penn de estilo Beaux-Arts original fue arrasada en 1963 para construir el Madison Square Garden sobre ella.

Y mientras algunos defensores siguen presionando para una revisión más ambiciosa de Penn, la estación de trenes más concurrida de América del Norte, el líder del proyecto, Janno Lieber, dijo que el esfuerzo ayudará a que los desplazamientos de más de 200 mil pasajeros diarios de LIRR sean más “humanos”.

“Realmente tenemos que tener un terminal de clase mundial, como en un aeropuerto moderno, en lugar del viejo y sucio espacio que se creó después de que se destruyó la antigua Estación Penn”, dijo Lieber, director de desarrollo de la MTA, citado por amNY. “Será el tipo de instalación que los neoyorquinos realmente apreciarán”.

El plan fue propuesto por el gobernador Andrew M. Cuomo y Empire State Development Corp. hace aproximadamente tres años como parte de un plan más amplio para expandir Penn Station.

El mes pasado la junta de la MTA aprobó su financiación. Según el acuerdo, LIRR está pagando $170 millones de dólares y el estado financia el resto: aproximadamente $430 millones.

“Se ha hablado de la transformación de Penn Station durante décadas, pero nadie logró hacer nada, por lo que el año pasado anunciamos un plan para abordar las condiciones obsoletas, ineficientes y potencialmente peligrosas de la estación”, dijo Cuomo en un comunicado.

Uno de los aspectos clave del plan será que la anchura del corredor principal de este a oeste en la explanada LIRR será duplicada, desde los 30 pies existentes hasta 57.

En virtud de un acuerdo con el dueño principal de la propiedad minorista de Penn, Vornado Realty Trust, los locales comerciales a lo largo de la pasarela se retrasarán 20 pies para ayudar a liberar más espacio para peatones.

Diseño proyectado / MTA