El Congreso prepara una reforma que beneficiaría a miles de inmigrantes… pero se olvida de los latino

La reforma eliminaría el límite del 7% por país para las "green cards" que se entregan por empleo
El Congreso prepara una reforma que beneficiaría a miles de inmigrantes… pero se olvida de los latino
Los beneficios de esta reforma no llegarían a inmigrantes mexicanos con este problema
Foto: Reporte littler.com

La Cámara de Representantes se prepara para aprobar una reforma migratoria que, en caso de ser refrendada por el Senado y firmada por el presidente, acabaría con el cupo de visados por países, permitiendo así que los inmigrantes de China o India no vean limitadas sus posibilidades a favor de otras nacionalidades con menos número de solicitantes. Sin embargo, se olvida de los inmigrantes mexicanos o dominicanos, que también sufren este problema.

El sistema actual permite entregar 226,000 green cards al año por reunificación familiar, y otros 140,000 por empleo, pero limita a un máximo del 7% del total los que se pueden entregar a inmigrantes de un país en concreto.

Eso provoca que, para aquellos países con mayor número de candidatos, el tiempo de espera se alarga, lo que afecta sobre todo a China, India, México y Filipinas. Así, por ejemplo, el tiempo de espera para conseguir la residencia para que un mexicano que ha obtenido la nacionalidad estadounidense se pueda traer a sus hermanos o a sus hijos adultos ronda los 25 años.

La propuesta de ley H. R. 1044, introducida el pasado 7 de febrero, cuenta con el apoyo de 224 miembros de la Cámara de Representantes (154 demócratas y 70 republicanos), es decir, más de la mayoría (en total hay 435 asientos).

Debería, en cualquier caso, lograr la aprobación del Senado (donde los republicanos tienen la mayoría) y del presidente, Donald Trump. En la Cámara Alta se ha registrado la misma iniciativa (llamada S. 386), que cuenta con el respaldo de 12 republicanos y 9 demócratas (sobre un total de 100 senadores).

La reforma legal apuesta por eliminar el límite del 7% por país pero sólo para las green cards que se entregan por empleo, no para las de reunificación familiar. Esto beneficiaría sobre todo a los inmigrantes chinos e indios.

En mayo de 2018, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés) tenía a 395.025 personas en lista de espera por visado de trabajo, de las que 306,601 era de India y 67,031 eran de China.  El resto eran minoritarios.

La reforma ha sido respaldada por grandes empresas como Google, que se benefician del talento de trabajadores extranjeros, en su mayoría de estos países.

Respecto a los visados de reunificación familiar, en noviembre de 2017 había una lista de espera de casi cuatro millones de personas, de las que 1,3 millones eran mexicanos, muy por delante de filipinos (330,000), indios (280,000), vietnamitas (250.000), chinos (200,000), o dominicanos (175,000).

La reforma legislativa no afectaría a este tipo de visados.