Detienen pandilleros de la Mara Salvatrucha; podrían estar vinculados a asesinato de periodista en Honduras

Leonardo Gabriel Hernández, un crítico del Gobierno, fue acribillado a balazos este domingo

Las autoridades en Honduras buscan determinar si dos supuestos maras o miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) son los responsables del asesinato del periodista Leonardo Gabriel Hernández.

Los sospechosos, identificados como Leonel Natán López Amador, de 21 años; y Anderson Emmanuel Baquedano Ávila, de 24, fueron arrestados este miércoles por agentes de la Dirección de Investigación Policial (DPI).

De acuerdo con el reporte del diario Proceso, la detención fue resultado de un allanamiento en una vivienda de la comunidad de El Jícaro Galán, del municipio sureño de Nacaome, departamento de Valle.

A los sospechosos se le decomisó dos armas 9 milímetros, presunta droga y una motocicleta marca Génesis – placa MAC 9764 color negro con amarillo – que se cree fue utilizada por sicarios en delitos recientes.

Al momento, no hay prueba que los vincule oficialmente con el crimen del periodista, según fuentes policiales citadas por el medio. Pero las autoridades sospechan que los presuntos integrantes de la MS-13 están vinculados con el crimen.

Organizaciones internacionales como Reporteros sin Fronteras (RSF), el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidieron el esclarecimiento de la muerte de Hernández.

“Las autoridades deben actuar para garantizar que el nombre de Hernández no se sume a la larga lista de periodistas hondureños cuyos asesinatos fueron cometidos con absoluta impunidad”, dijo Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centro y Sur de américa del CPJ en un comunicado este martes.

Las entidades sostienen que el crimen tuvo que ver con su trabajo periodístico.

El hondureño, que tenía 54 años, trabajaba para el canal Valle TV. Por medio de su programa “El Pueblo Habla” “era crítico de la gestión del alcalde municipal y de los diputados del departamento”, de acuerdo con C-Libre.

El comunicador ya había sido amenazado en 2015, e, incluso, víctima de agresiones policiales. Las autoridades municipales, encabezadas por Víctor Flores, alcalde de Nacaome, tampoco lo veían con buenos ojos, indican los reportes.

El periodista fue interceptado el pasado domingo por un individuo que andaba a pie, que le realizó varios disparos.

La víctima se dirigía hacia su casa ubicada en el barrio La Ceiba.