Cerca de 4,000 inmigrantes legalmente en EEUU a un paso de la deportación por decisión de Trump

Donald Trump terminó con el amparo migratorio para inmigrantes de Liberia bajo el programa DED
Cerca de 4,000 inmigrantes legalmente en EEUU a un paso de la deportación por decisión de Trump
Este domingo se vence la protección migratoria a inmigrantes de Liberia
Foto: Getty Images

Este de marzo 31 miles de inmigrantes bajo el amparo migratorio DED o Salida Forzada Diferdia verán como su estatus migratorio termiana entrando a la filas de indocumentados en EEUU a la espera de la deportacíon.

Es por tal razón que antes de la fecha límite la presión de legisladores, activistas de derechos humanos y abogados migratorios ha buscado disuadir al gobierno de muchas formas para que extendienda las protecciones de deportación a miles de inmigrantes liberianos.

Trump anunció en marzo de 2018 que se revocaría su estatus a miles de liberianos que habían estado viviendo y trabajando legalmente en los Estados Unidos durante más de dos décadas, lo cual los dejaría sin protección de la deportación.

Por medio de una orden ejecutiva Trump les dio un año para resolver su situación migratoria o abandonar el país, razón por la cual la necesidad de proteger a estos inmigrantes es imperiosa antes de que queden indocumentados este domingo, dicen los defensores de inmigrantes.

Demócratas en el Congreso enviaron cartas esta semana a Trump para extender el programa de salida forzada diferida, o DED, para los liberianos, argumentando que las condiciones en su país de origen siguen siendo peligrosas y que se han convertido en miembros contribuyentes de sus comunidades estadounidenses.

El lunes, los procuradores generales en 10 estados presentaron una demanda ante un tribunal federal que respalda una demanda que intenta anular la decisión de Trump.

Los procuradores generales escribieron que los liberianos han contribuido a sus economías, especialmente en el campo de la atención médica, y que forzar su deportación perjudicaría a sus hijos nacidos en Estados Unidos que son ciudadanos estadounidenses al nacer.

“Los liberianos protegidos por DED son colegas trabajadores y valiosos colaboradores de nuestras comunidades”, escribieron. Sus hijos “ya han sufrido por el temor de que sus padres puedan ser expulsados ​​del país”.

Desde que asumió el cargo, la administración de Trump ha terminando sistemáticamente con programas similares que han protegido temporalmente a grupos selectos de inmigrantes indocumentados de la deportación.

Trump puso fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que ha protegido de la deportación a más de 800,000 inmigrantes indocumentados traídos al país como niños, así como el programa de Estatus de protección Temporal (TPS), que ha protegido a más de 300,000 personas de 10 países que han sido devastadas por la violencia y los desastres naturales.

En ambos casos jueces federales han bloqueado esa decisión, a lo que el Departamento de Justicia se encuentra apelando.

Cerca de 10,000 liberianos obtuvieron el estatus de TPS por primera vez en marzo de 1991 bajo el mandato del ex presidente George HW Bush cuando estalló una guerra civil en ese país. Desde entonces, los liberianos se han barajado entre los programas TPS y DED, pero su estado de protección ha perdurado, según un informe del Congreso.

Actualmente los inmigrantes liberianos son parte del proyecto de Ley de Sueño y Promesa Americana introducido por los demócratas de la Cámara de Representantes, que extendería las protecciones para las personas en los tres programas: DACA, TPS y DED.