Oficial de la policía en Colombia enamora a novia de sicario y logra más de 20 arrestos del grupo “La Firma”

Aparentemente, la mujer no tenía la más mínima idea que se trataba de un investigador infiltrado

Oficial de la policía en Colombia enamora a novia de sicario y logra más de 20 arrestos del grupo “La Firma”
El trabajo del oficial culminó en 29 arrestos.
Foto: (Twitter / Ministerio de Defensa Nacional de Colombia)

Un oficial de la policía en Colombia llegó al extremo de sus capacidades investigativas para lograr su cometido: enamorar a la novia del sicario de la organización criminal que buscaba desarticular.

Y logró las dos cosas…

Esta semana, medios locales e internacionales reseñaron sobre el arresto de 29 personas ligadas al grupo “La Firma”, en Mariquita, Tolima.

La banda se dedicaba a extorsionar a comerciantes con la modalidad del “gota a gota”, que consiste en dejar a las víctimas sin dinero gradualmente mediante préstamos.

Además, al grupo se le atribuye la distribución de drogas en la zona.

El policía que se inflitró en la organización enamorando a la novia del presunto sicario, relató a Noticias Caracol que al momento de establecer el contacto con la chica, la pareja tenía problemas. Eso fue lo que el agente aprovechó para ganarse su confianza.

Entre sus estrategias de conquista figuraron: invitaciones a cenas, chocolates, además de mostrarse comprensivo con la muchacha.

El trato del oficial, cuya identidad tampoco se conoce, logró que la joven confiara en él y le brindara información.

Los datos incluyeron los casi 20 homicidios que alias “W” y sus cómplices habían cometido en los últimos meses.

“Días antes de la operación me reúno con esta persona y le digo que tengo una calamidad familiar y que tengo que viajar”, dijo el entrevistado.

Finalmente, arrestaron a los sospechosos en un operativo que constó de 16 allanamientos.

De acuerdo con el referido medio, la actividad delictiva, el grupo la había mantenido desde el 2017 en Mariquita, Fresno, Palocabildo, Falán y La Dorada.

Los presuntos delincuentes también comercializaban alucinógenos en varios barrios.