Alerta por insectos bed bugs en tienda Apple de la 5ta Avenida

El almacén está abierto las 24 horas. Los empleados temen llevarse los chinches a casa
Alerta por insectos bed bugs en tienda Apple de la 5ta Avenida
La tienda Apple de la 5ta Avenida está en proceso de remodelación.
Foto: Shutterstock

Una de las tiendas más visitadas por locales y turistas en Nueva York, el almacén Apple de la 5ta Avenida, está infectada de chinches (bed bugs) desde hace por lo menos un mes, según han denunciado los empleados.

El viernes pasado, después de semanas de ver chinches, los empleados llegaron al límite, temerosos de llevar la plaga a casa. “Fue simplemente un caos”, dijo un trabajador a New York Post.

“Hubo un éxodo masivo… los empleados se estaban volviendo locos, se sentían realmente inseguros y la gerencia les seguía dando la vuelta”, evadiendo el problema, agregó.

Se ordenó al personal que guardara sus pertenencias en una bolsa de plástico, mientras un equipo de rastreo de chinches llegó a la tienda y dio positivo en dos casilleros en un área de personal.

“Nos sentimos muy ansiosos, usados ​​y sin importancia, como si fuéramos sólo otro número”, denunció un trabajador.

Otro dijo que el problema ha estado ocurriendo durante “casi un mes” y que “el viernes fue el primer día en que reconocieron que encontraron algo”.

La tienda está abierta las 24 horas y a menudo recibe visitas de personas sin hogar.

Aparentemente, tras el primer chinche se acordonó una mesa, pero no se advirtió a los empleados ni clientes sobre la amenaza latente.

La gerencia trajo a un exterminador y le dijo a los empleados que no había motivo de preocupación hasta que, aproximadamente una semana y media después, otro trabajador encontró un chinche arrastrándose en su suéter y tomó un video del mismo.

Ese video circuló entre miembros del personal y, una vez más, la gerencia contrató a un exterminador que realizó una “fumigación preventiva”.

La semana pasada la tienda, que está abierta los 365 días del año, cerró misteriosamente durante seis horas durante la noche por una “fuga de agua”, dijo un empleado. “La gente vino a trabajar y ni siquiera sabía que la tienda estaba cerrada, no hubo aviso”.

Tras el incidente del viernes, el personal recibió llamadas de la administración durante el fin de semana diciendo que la amenaza había terminado y que había sido “aislada”.

Apple no devolvió de inmediato una solicitud de comentarios.