En el “Día de Amistad hacia los Inmigrantes”, exigen a Albany aprobar licencias de conducir

El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, junto a líderes y activistas, se reunieron para pedir que la Legislatura de vía libre a los permisos para indocumentados
En el “Día de Amistad hacia los Inmigrantes”, exigen a Albany aprobar licencias de conducir
El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams pidió a la Legislatura que apruebe permisos de conducción que beneficie a indocumentados
Foto: Suministrada / El Diario

Faltan todavía varias semanas para que finalice la actual sesión legislativa en Albany, y dentro del paquete de leyes que están pendientes por ser aprobadas, una de las más esperadas es la de las licencias de conducción para todos, que beneficiaría inicialmente a unos 150,000 inmigrantes indocumentados, y a largo plazo a 250,000 conductores.

Y para aumentar la presión para que la propuesta sea votada, este miércoles, en el marco del Día de Amistad hacia los Inmigrantes, el presidente del condado de Brooklyn Eric Adams, y la coalición Green Light NY, que agrupa a unas 200 organizaciones, realizaron una manifestación para exigir a los legisladores estatales que den luz verde al proyecto de los permisos de manejo.

“En Nueva York hay muchos frentes en los que nos mantenemos firmes para apoyar a nuestra comunidad inmigrante y sus derechos, incluido el impulso para ampliar el acceso a las licencias de conducir”, aseguró  el presidente del condado de Brooklyn. “Como cuestión de seguridad pública, justicia social y beneficio económico, ahora es el momento de aprobar esta legislación en Albany”.

Yaritza Méndez, organizadora principal de la asociación Make the Road New York, agradeció al presidente Adams por respaldar las licencias de conducción para todos y aseguró que otorgar ese derecho es clave para proteger a las comunidades.

“Los neoyorquinos deben poder llevar a sus hijos a la escuela y conducir al trabajo, sin temor a ser detenidos y separados de sus seres queridos. Esperamos trabajar con el presidente del condado, Adams, para asegurarnos de que todos los conductores calificados puedan seguir el proceso de solicitar una licencia, realizar un examen práctico y finalmente obtener una licencia de conducir”, agregó la activista.

Se estima que actualmente 752,000 inmigrantes neoyorquinos indocumentados mayores de 16 años no pueden obtener licencias de conducir debido a su estatus migratorio, y más de 70,000 residentes adicionales beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Según los activistas, el proyecto de ley auspiciado por el senador estatal Luis Sepúlveda y el asambleísta Marcos Crespo, mejoraría la seguridad pública al promover una mayor confianza con las autoridades locales y significaría la inyección de ingresos superiores a los $57 millones más primas de seguro más bajas para los conductores.

Entre tanto, el senador Sepúlveda instó a sus colegas de la Legislatura para que no dejen el proyecto en el tintero y lo aprueben lo más pronto posible.

“Es desalentador que haya padres que no pueden llevar a sus hijos a la escuela o ir al trabajo de manera segura simplemente porque su estatus migratorio les impide tener una licencia de conducir”, dijo el legislador. “La ley no solo brindará a los inmigrantes indocumentados una solución legal para obtener una licencia de conducir, sino que también tendrá un impacto positivo significativo en la seguridad vial y el crecimiento económico en el estado de Nueva York”.