El pistolero que atacó una sinagoga en California se declara no culpable

John Earnest puede enfrentar una dura condena por el tiroteo en la sinagoga Chabad de Poway que causó la muerte de una mujer y heridas a otras tres
El pistolero que atacó una sinagoga en California se declara no culpable
Un pistolero mató a una mujer e hirió a otros en una sinagoga en CA.
Foto: SANDY HUFFAKER/AFP/Getty Images

SAN DIEGO – John Earnest, presunto autor de un tiroteo que el pasado fin de semana dejó una persona muerta y tres heridos en la sinagoga Chabad de Poway, cerca de San Diego en California, se declaró este martes no culpable de cinco cargos, entre los que se incluye el homicidio por crimen de odio.

El acusado de 19 años se presentó ante el juez Joseph P. Brannigan en la corte superior del condado de San Diego, donde se determinó que permaneciera bajo custodia de las autoridades sin posibilidad de fianza.

Durante la breve comparecencia, Earnest se limitó únicamente a asentir cuando el juez le hizo saber que su siguiente audiencia será el próximo 30 de mayo.

La Fiscalía local fijó cargos por homicidio e intento de homicidio, además de otro por la posible participación del joven en provocar un incendio en un centro islámico en Escondido, California, el pasado 23 de marzo, del cual no hubo personas afectadas.

“Este tipo de odio y de crímenes de odio no serán tolerados y es por ello que ni siquiera voy a mencionar su nombre”, señaló en rueda de prensa la fiscal de distrito Summer Stephan, en referencia al acusado.

“Hay sólo un villano en este caso, pero hay muchos héroes y eso es lo que nos define como comunidad”, anotó la fiscal.

Earnest, sin antecedentes criminales, ha sido acusado de abrir fuego en una congregación judía donde se encontraban decenas de personas.

En el sitio murió Lori Gilbert Kaye, de 60 años, y resultaron heridos de bala el rabino Yisroel Goldstein, de 57, Almong Peretz, de 34, y su sobrina Noya Dahan, de 8 años.

Poco después del tiroteo, que fue documentado por la cámara de seguridad de la sinagoga, el sospechoso llamó al teléfono de emergencias 911 y dio su ubicación. Posteriormente, fue detenido por elementos de la policía de San Diego.

Earnest supuestamente publicó una carta abierta en internet en donde expresó su intención para agredir a judíos.

De encontrarse culpable, enfrentaría una sentencia de cadena perpetua o hasta la de pena de muerte, debido a que el motivo del asesinato habría sido la religión de la víctima, precisó la procuradora.

“Cualquier persona que cometa un acto tan horrible como el de este fin de semana rendirá cuentas”, puntualizó Stephan.

A través de un comunicado, la familia de Earnest condenó lo sucedido.

“La forma en que nuestro hijo se sintió atraído por semejante oscuridad es un misterio aterrador para nosotros, aunque confiamos en que la policía descubrirá muchos detalles del camino que tomó para cometer este acto tan malvado y despreciable”, dijo la familia. El año pasado, un hombre entró en una sinagoga en Pittsburgh (Pennsylvania) y abrió fuego contra los asistentes, provocando la muerte a 11 personas, en el mayor ataque contra la comunidad judía en la historia reciente de Estados Unidos.