¿ICE puede deportar a un inmigrante naturalizado?

Hay condicionantes que deben existir en estos casos
¿ICE puede deportar a un inmigrante naturalizado?
Es muy complicado para el Gobierno retirar la ciudadanía a un inmigrante.
Foto: uscis.gov

Los procesos de deportación no son exclusivos para inmigrantes indocumentados, ya que Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) han reportado varios casos de extranjeros con Residencia Permanente o naturalizados que terminan siendo expulsados del país.

A pesar de ello, activistas y abogados reconocen que no es fácil que eso ocurra, ya que las autoridades migratorias deben tener razones judiciales de peso que permitan solicitar la revocación de un beneficio migratorio, debido a determinados delitos, como haber cometido fraude para obtener la “green card” o certificado de ciudadanía o cometer actos terroristas.

ICE y USCIS, en conjunto con el Departamento de Justicia, tienen mayor entendimiento para compartirse casos que pudieran derivar en pérdidas de beneficios migratorios y eventuales deportaciones.

El abogado Allan Wernick, columnista del Daily News y director del programa ¡Ciudadanía Ahora! de la Universidad de Nueva York, explica en una reciente columna que “es raro que ocurra” la deportación de un inmigrante naturalizado, incluso si cometió un crimen en los Estados Unidos una vez obtenida la ciudadanía.

“Suponiendo que su acto criminal ocurrió después de su naturalización, Inmigración no puede deportarlo por su delito”, acota Wernich, pero acota los casos. “A veces, la investigación de un acto criminal lleva a evidencia de comportamiento criminal previo a la naturalización y eso deriva en la desnaturalización”.

Agrega que esos delitos, precisamente, ocurrieron previos a la naturalización, “lo que le da a Inmigración poderes de desnaturalización”.

Agregó que un ciudadano estadounidenses naturalizado sólo puede perder su ciudadanía si renuncia formalmente o, como se mencionó, cometió un fraude en el camino de convertirse en ciudadano.

“La desnaturalización de un ciudadano es extremadamente difícil para el Gobierno”, indica el experto.