Sacerdote católico que embarazó a una menor podrá seguir siendo profesor en Jersey

La burocracia lo ha salvado, pero la Red de Sobrevivientes de Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP) está alerta
Sacerdote católico que embarazó a una menor podrá seguir siendo profesor en Jersey
Joseph DeShan
Foto: Cinnaminson Middle School

Joseph DeShan, un maestro y sacerdote católico que embarazó a una adolescente de 14 años, ya no es religioso, pero podrá mantener su trabajo como profesor de secundaria, dictaminó un árbitro en Nueva Jersey.

El 2 de abril, el ex reverendo DeShan (59) fue acusado por “conducta impropia de un miembro del personal” después de que los padres solicitaron que sus hijos fueran retirados de su salón de clases.

DeShan lleva 22 años enseñando en el Distrito Escolar de Cinnaminson (NJ), luego de renunciar al sacerdocio en Bridgeport (Connecticut), en 1994, cuando embarazó a la menor de edad, mientras él tenía 34 años.

Los padres dijeron que los estudiantes de la Secundaria Cinnaminson se sentían inseguros al ser enseñados por un “violador” y un “pedófilo”, especialmente las alumnas de la misma edad de la que él embarazó, según la denuncia presentada.

Los funcionarios del distrito escolar también alegaron que DeShan recientemente había incomodado a una estudiante al comentar sobre sus “bonitos ojos verdes”.

Los funcionarios del distrito de Cinnaminson se enteraron de la relación sexual de DeShan con la niña en 2002, antes de llegar a Nueva Jersey. Ese año los periódicos en Connecticut informaron por primera vez sobre la relación de 1994.

En 2002 DeShan fue suspendido por tres semanas y luego regresó al aula. Ahora el árbitro Walt De Treux escribió en su fallo que el maestro no puede perder su trabajo por una conducta que sus jefes han conocido durante 17 años.

DeShan, quien no pudo ser contactado para hacer comentarios, actualmente enseña lectura a estudiantes de 6to grado, según el sitio web del distrito. Gana más de $85 mil dólares al año, según los registros estatales citados por NJ.com.

Zach Hiner, director ejecutivo de la Red de Sobrevivientes Abusados ​​por Sacerdotes (SNAP), dijo que los padres de las alumnas de DeShan deberían estar preocupados por la decisión del árbitro.

“Si el distrito decide no apelar, creo que enviaría un mensaje muy malo”, dijo Hiner a New York Post.