Trump sugiere que podría ampliar su mandato más de lo permitido. No es legal pero ¿podría hacerlo?

Trump juega con la idea de una extensión de su mandato

Trump sugiere que podría ampliar su mandato más de lo permitido. No es legal pero ¿podría hacerlo?
Trump dijo que le habían robado dos años de su presidencia
Foto: Getty Images

La presidencia de Estados Unidos se ostenta por elección democrática durante un periodo de cuatro años y un máximo de dos mandatos. Es decir, como máximo, en total, durante ocho años.

Pero Donald Trump parece tener otras ideas en mente.

No es la primera vez que lo dice. En marzo de 2018, por ejemplo, admiró las reformas políticas impulsadas por el presidente chino, Xi Jianping, para consolidar su régimen (comunista y no democrático)

“Ahora es presidente para el resto de su vida, presidente de por vida. No, eso es fantástico” dijo Trump, “y mira, fue capaz de hacerlo, creo que es fantástico, quizá algún día tengamos que intentarlo”.

Sus palabras, dirigidas a mecenas republicanos reunidos en la mansión del presidente en Mar-A-Lago (Florida), fueron recibidas, como una broma, con risas.

En alguna ocasión, Trump ha hecho mención a Franklin Delano Roosevelt, cuya presidencia supuso una anomalía porque sirvió durante cuatro mandatos (aunque, en realidad, fueron sólo 12 años, porque falleció antes de concluirlos).

Por entonces, era tradición servir un máximo de dos mandatos, pero aún no estaba escrito como ahora en la Constitución (se hizo en 1951, con la enmienda 22).

Roosevelt puede ser una inspiración para Trump, pero seguir su ejemplo sería ahora inconstitucional.

Aun así, el presidente ha seguido haciendo comentarios similares.

Incluso se ha permitido opinar que “el límite de ocho años es bueno”, como si dependiera de él cambiarlo (spoiler alert: no depende de él, es necesaria una mayoría de dos tercios en ambas cámaras y el respaldo de tres de cada cuatro estados).

El pasado fin de semana, cambió de estrategia.

El abogado Jerry Falwell, uno de sus defensores más prominentes, defendió el sábado en la red social Twitter que Trump merecería que se le añadieran dos años más a su primer mandato por “el tiempo robado durante el golpe corrupto y fallido”, en referencia a la investigación sobre la conocida como trama rusa.

El presidente republicó ese mensaje, y al día siguiente reforzó la idea afirmando que “han robado dos años de mi (nuestra) presidencia”.

Seis años es, por ejemplo, el mandato del presidente ruso, Vladímir Putin, con un máximo de dos mandatos que él burló con una artimaña: presidió el país de 2000 a 2008 (entonces el mandato era sólo de cuatro años), luego fue primer ministro de 2008 a 2012 (con un presidente a su servicio, Dmitry Medvedev), y volvió a la presidencia en 2012 (y ya ha sido reelegido para su segundo mandato, que acabará supuestamente en 2024, cuando él tenga 72 años).

Seis años es también el mandato del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aunque en este caso no hay reelección posible.

Trump tiene ahora 72 años. Acabará su primer mandato con 74, en noviembre de 2020, y presumiblemente se presentará a la reelección. Si es revalidado, su segundo mandato acabaría en 2024 (para entonces, él tendría 78 años).

Las especulaciones sobre su deseo de seguir en el poder más allá de lo establecido por ley se suman aquellas sobre cómo aceptará, en caso de derrota en las urnas, el hecho de tener que abandonar la Casa Blanca.