Inmigración y delincuencia, ¿se confirma la teoría de Trump?

Nuevo estudio revela datos interesantes sobre el tema
Inmigración y delincuencia, ¿se confirma la teoría de Trump?
El presidente Trump ha afirmado que los inmigrantes aumentan la delincuencia.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El presidente Donald Trump ha hecho, en varias ocasiones, un nexo entre la inmigración y la delincuencia, pero hay varias investigaciones que han demostrado que no existe una conexión real entre un fenómeno y otro en los Estados Unidos.

Incluso, no hay datos que permitan concluir que la inmigración de indocumentados esté relacionado con el incremento de delitos, como lo demuestra un análisis en conjunto entre The Marshall Project y The Upshot, de The New York Times.

El reporte reconoce que es complicado obtener datos sobre los indocumentados, quienes han sido objeto de pocos estudios, incluidos los relacionados con el crimen, pero señala que el Pew Research Center publicó estimaciones de poblaciones indocumentadas clasificadas por área metropolitana, que el Proyecto Marshall ha comparado con las tasas de delincuencia locales publicadas por FBI por primera vez.

Esto dio la oportunidad de un análisis más amplio de cómo la inmigración de indocumentados podría haber afectado los índices de delincuencia desde 2007.

“La mayoría de los tipos de delitos tenían una línea de tendencia casi plana, lo que indica que los cambios en las poblaciones de indocumentados tuvieron poco o ningún efecto sobre el delito en las diversas áreas metropolitanas que se examinaron”, indican las conclusiones publicadas por el Times. “El asesinato fue el único tipo de crimen que pareció mostrar un aumento, pero la diferencia fue pequeña e incierta (efectivamente cero)”.

Indica que una mayoría de las áreas registraron disminuciones tanto en delitos violentos como en aquellos que afectan contra la propiedad entre 2007 y 2016.

Nuevamente, esa disminución no tiene relación alguna sobre el aumento o decremento de la población de inmigrantes indocumentados.

El reporte señala que los indocumentados se arriesgan poco a ser detenidos, ya que “ser arrestados por cualquier motivo significaría enfrentar una eventual deportación y, para algunos, regresar a cualquier peligro o privación que hayan tratado de escapar en su país”.

Es incierto el número de indocumentados que hay en el país, por lo que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y otras instituciones utilizan el método residual, es decir, del último estimado realizan uno nuevo. Actualmente es de 10.7 millones de indocumentados.