Ningún auto de Mercedes-Benz contaminará en dos décadas, asegura la compañía

Su meta es más ambiciosa que Volkswagen, quien quiere dejar de producir autos de gasolina para el 2050
Ningún auto de Mercedes-Benz contaminará en dos décadas, asegura la compañía
"Queremos ofrecer a nuestros clientes una experiencia más limpia"
Foto: Daimler

La marca de autos de lujo Mercedes-Benz se ha comprometido a no producir ningún auto que emita emisiones de carbono (gases contaminante que producen los autos de gasolina) en dos décadas, anunció la empresa europea este día lunes.

En los siguientes 20 años, el enfoque de Mercedes será en producir más autos eléctricos e híbridos y dejará, poco a poco, atrás los vehículos que requieren combustible de gasolina o diesel. Para el año 2030, la compañía espera que más del 50% de sus ventas sean en vehículos eléctricos (EV).

La meta de la compañía perteneciente al grupo Daimler ha sido nombrada Ambition2039, en referencia al año en que la empresa quiere lograr su meta, dos décadas de el presente año.

“Nuestro objetivo es tener una nueva flota de autos de pasajeros que no emita emisiones de carbono en 20 años Seamos claros sobre lo que esto significa para nosotros: una transformación fundamental de nuestra empresa en menos de tres ciclos de productos. No es mucho tiempo cuando se considera que los combustibles fósiles han dominado nuestro negocio desde la invención del automóvil por Carl Benz y Gottlieb Daimler hace unos 130 años”, dijo la compañía en un comunicado.

La “transformación fundamental” de la empresa alemana parece ser más agresiva que la de Grupo Volkswagen, la cual quiere fabricar 22 millones de EVs para el 2030 y dejar de producir autos de gasolina para el año 2050.

Además, la compañía planea invertir en otras formas de energía alternativa, como eólica, para sus plantas de ensamble.

“Hemos establecido un rumbo claro para ayudar a prevenir una mayor aceleración del cambio climático”, dijo la automotriz en un comunicado, agregando que el acuerdo climático de París es “más que una obligación, es nuestra convicción”.