¿Quién reemplazará al “candidato” De Blasio en la Alcaldía de Nueva York?

No planea renunciar mientras recorre el país como pre candidato presidencial, pero ello podría cambiar
¿Quién reemplazará al “candidato” De Blasio en la Alcaldía de Nueva York?
Dean Fuleihan junto a De Blasio en 2015
Foto: EFE

Bill de Blasio no planea renunciar a la alcaldía mientras recorra el país como pre candidato presidencial, algo que ya había venido haciendo informalmente hasta concretar esta mañana sus aspiraciones.

Si llegase a lograr la nominación presidencial Demócrata en 2020, el panorama cambiaría, pues su período como alcalde no termina hasta el 1 de enero de 2022, después de que comience el próximo gobierno en la Casa Blanca (2021-2025).

Por ahora, le corresponde al primer teniente o vice alcalde Dean Fuleihan asumir las funciones, como ya sucede cuando De Blasio está en viajes cortos.

Pero si De Blasio se encuentra fuera de los cinco condados de NYC durante más de nueve días consecutivos, el nuevo Defensor Público Jumaane Williams podría asumir el control bajo la Carta de la Ciudad. 

El alcalde ha insistido en que puede gobernar NYC mientras se hace campaña para las primarias presidenciales. “Pero se enfrenta a la letanía de problemas urgentes en casa”, destacó Daily News.

Fuleihan es ex gurú del presupuesto de De Blasio y suma más de tres décadas en el gobierno estatal, desempeñándose como el principal asesor fiscal y de políticas de la Asamblea.

También se desempeñó como uno de los principales ayudantes del ex presidente de la Asamblea estatal Sheldon Silver, antes de unirse al gobierno de Blasio en 2014.

“El primer teniente es el director de operaciones de la ciudad”, afirmó Joe Lhota, ex presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) y ex vice alcalde de Rudy Giuliani.

“Dean Fuleihan, quien cumple el trabajo ahora, tiene un muy buen dominio de todo lo que está sucediendo”, comentó Lhota.

Sid Davidoff tuvo un trabajo similar en los años 70 durante la administración del alcalde John Lindsay, quien se embarcó en una fallida lucha por la candidatura presidencial demócrata en 1972.